Libérate de los propósitos de siempre que jamás cumples


¿Sabías que hay 40 mil neuronas en el corazón? ¿y unos 500 millones en el sistema digestivo? El corazón y las tripas tienen cerebro. ¿Qué neuronas pones a trabajar para definir los propósitos de año nuevo? ¿Usas las neuronas de la cabeza en exclusiva?

Tal vez ese sea el problema de no cumplir los objetivos que te propones. ¿Cuántos años llevas planteándote lo mismo sin resultado? La fuerza del arranque mental se dispersa en un latido mientras maltratas a las bacterias que habitan en el intestino.

Antes de marcarte los propósitos del año nuevo conecta con las tripas, abre el corazón y deja a la mente en paz. ¡Sí, en paz! La mente tiene la cualidad de enfocarse cuando te ocupas del sistema nervioso cardiovascular y digestivo.

Si no te sale de las tripas,
si tu corazón no vibra,
no lo hagas,
suelta ese propósito.



Según la microbióloga Guilia Enders la digestión es la cuestión. El intestino es el segundo cerebro y mano derecha del primero, ocupa el segundo lugar en número de neuronas y contiene información sobre moléculas, hormonas y sustancias que se quedan a vivir formando parte de nosotros.

Cuando tratas bien a las bacterias y les das de comer adecuadamente no sólo mejoras la salud física sino la salud emocional y mental. De todos es sabido que la salud es un básico para ir a cotas mayores como cumplir propósitos.

Da un respiro a las bacterias. ¿Sabías que nos les sienta bien el azúcar? ¿Qué tal si lo eliminas de la dieta? Sustitúyelo por la miel. Y, en cuestión de fibra, no te compliques, a las bacterias les encanta la cebolla, el ajo y la ensalada de patata fría. ¿Hay algo más sencillo?

En Enero cuida tu intestino, de él dependen problemas tales como el sobrepeso, las alergias y la depresión. Cambiar la flora bacteriana intestinal predeterminada puede variar el comportamiento.

¿Has oído hablar de los trasplantes fecales? No te lo vas a creer pero existen donantes de caca. Se ha demostrado que son más eficaces que algunos antibióticos para curar enfermedades como el colon irritable.

Si lo de la caca te asquea, te produce taquicardias e irrita tu sensibilidad, pasemos de las tuberías del organismo al corazón, un órgano más limpio y amable.

La matemática e investigadora Annie Marquier dice que el ser humano lleva consigo un potencial extraordinario de conciencia, inteligencia, sabiduría y amor. Concluye que el amor del corazón no es una emoción, es un estado de conciencia inteligente.

Descubrimientos científicos confirman que el corazón envía más información al cerebro de la que recibe y puede decidir pasar a la acción con independencia de la cabeza. Las ondas cerebrales se sincronizan con las variaciones del ritmo cardíaco.
El cerebro del corazón activa en el cerebro de la cabeza centros superiores de percepción completamente nuevos que interpretan la realidad sin apoyarse en experiencias pasadas. Es un circuito nuevo que no pasa por las viejas memorias, su conocimiento es inmediato, instantáneo y tiene una percepción exacta de la realidad.

Está demostrado que cuando el ser humano utiliza el cerebro del corazón crea un estado de coherencia biológico, todo se armoniza y funciona correctamente.

Estrenas un nuevo año, un nuevo año para marcar tus propósitos desde otro lugar, un lugar sin autoengaños, más auténtico y coherente.

Tienes 12 MESES PARA RENOVAR TU VIDA y hacer realidad tus verdaderos sueños. Este año es una invitación a que SEAS TÚ MISM@ y ACTIVES NUEVAS POSIBILIDADES.

En Enero libérate de los propósitos de siempre que jamás cumples. Conecta con el corazón.

¿Cómo?

Practica la respiración lenta y profunda. Lleva tu mano al corazón y toma unas inhalaciones y exhalaciones por la nariz hasta que llegues a 6 respiraciones completas por minuto. 

Después de 3 minutos, es decir 18 respiraciones, el corazón entra en un estado de equilibrio gracias a la homeostasis que facilita la hormona ANF, encargada de estimular la liberación de oxitocina, la hormona del cuidado y del amor.

Practica 3 veces al día durante 3 semanas, es decir, 21 días.

Durante la práctica puedes visualizar el vídeo del post.

Al cabo de los 21 días responde por escrito a unas preguntas. Es importante que lo hagas por escrito, escribir te ayuda a comprometerte.

1.- ¿Qué NO quieres?
Es más fácil contestar LO QUE NO para descubrir LO QUE SÍ.

2.- ENFÓCATE en lo que SÍ QUIERES.

3.- ¿Cuál es EL PRIMER PASO que puedes DAR?

4.- ¿Y EL SEGUNDO?

5.- ¿HACIA DÓNDE VAS? ¡VISUALÍZALO y VISUALÍZATE!

6.- ¿PARA QUÉ HACES LO QUE HACES?

7.- ¿QUÉ ES LO QUE DA SENTIDO AL MOVIMIENTO? ¡RESPÓNDETE!

Los sueños se consiguen con enfoque en una buena causa ¡PASO A PASO! ¡CADA DÍA! ¡FELIZ AÑO! ¡ADELANTE!