Consultoría / Coaching / Psicología / Mindfulness

Hola! Soy Marta Pato y quiero compartir contigo mi propósito de expandir la consciencia y facilitar el autén...

Autoconocimiento y Relaciones




Psicoterapia, Neurociencias y Mindfulness




 

Una CITY Inteligente

¿Has oído alguna vez el verbo renovar?
Se trata de una acción encaminada a recuperar la fuerza y la energía. Movilizar lo que ya no sirve a favor de nuevas posibilidades. Nuestra CITY muestra posiciones dominantes inquebrantables y paradójicas contrarias a la transformación. Recuperar la energía con viejas estructuras inmovilistas no soluciona. Una ciudad es tanto más inteligente cuanto más se renueva en profundidad a si misma.

¿Qué contribuye a la inteligencia de una CITY?
Nosotros que vivimos en las ciudades ¿cómo creer que, a lo lejos, los árboles son proveedores de tal renovación? Un árbol absorbe aproximadamente 10kg de CO2 al año, mientras que, cada hogar emite de media 12,5 toneladas.

En una parte del mundo protegemos los árboles. En las ciudades los sustituimos por vallas publicitarias y cemento en plazas para terrazas de verano. Se premia un consumo contaminante que nos destruye. A eso se le llama progreso. ¿Cuántas plazas hay en tu ciudad con árboles y bancos, de los de sentarse gratis?

¿Cómo medir la inteligencia de una CITY?
Medimos la calidad del aire que ensuciamos, el ansioso tiempo que nos consume al esperar el autobús y el metro. El número de totems de bicis públicas y sus precios, que, por cierto, son más caras que alquilar un coche eléctrico. Repetimos reactivamente mediciones y experiencias de otras ciudades bajo el lema del llover sobre mojado. Mientras, en otros lugares del mundo se atreven innovando.

En Gotemburgo (Suecia) se comprometen con los viajeros, que prescinden de su coche, a ofrecerles completamente gratis una bici. ¿Cuánto nos queda para llegar aquí? ¿Para qué saturarnos con dispositivos electrónicos que miden lo que no funciona?

¿La tecnología ayuda?
Siguiendo la línea de las paradojas, una compañía japonesa de telecomunicaciones e internet ha presentado un robot-humanoide capaz de comunicarse con las personas y entender sus emociones por el módico precio de 1.400€. Mucho más eficaz que la mayoría de los políticos actuales.

¿Podemos imaginar el actual Congreso de las Disputas regentado por robots-humanoides? Prefiero seguir creyendo en las personas. Eso sí, con raíces bien conectadas a la realidad de la vida, como los árboles.

¿Nuestra política y políticos son inteligentes?
En teoría deberían, puesto que se ocupan de ordenar actividades hacia el bien común compartido, dando soluciones a los problemas de la convivencia colectiva. Sin embargo, los políticos viven tan absortos en su profesión política que están desconectados de la realidad.

Los políticos tienen mucho que aprender de los robots-humanoides y de los árboles porque han de seguir y defender unos hilos demasiado finos e invisibles. Cada mañana reciben un e-mail argumentario que recoge las opiniones que han de tener y transmitir acerca de las noticias del mundo.

La política crea paradojas incapaz de resolver. Hay una realidad cada vez más extrema. Ciudadanos catalogados en perfiles “normales” que viven en escasez de recursos, sin trabajo y sin derecho a una vida digna. ¿Esto es Inteligencia?

Básicamente, para que política y políticos sean inteligentes tendrían que empezar por escuchar las necesidades de las personas. Poner cara a los números de las estadísticas y oídos a los testimonios de los ciudadanos en vez de control, censura y mordazas.

¿Son inevitables las abdicaciones generalizadas?
Un tsunami se alzó el pasado 25 de Mayo y provocó una tormenta de dimisiones. Un sistema que no sabe abrirse a las nuevas necesidades y generaciones no tiene futuro. Cuando el desencanto general impide las resoluciones particulares son necesarios nuevos modelos y líderes.

No hay Transparencia Real. Estamos encadenados perpetuamente a una transición después de casi 40 años. ¿Tiene algo nuevo que decir hoy el pueblo? ¿Dónde estamos viviendo en el presente o en el pasado? ¿Cómo suponer que seguimos siendo los mismos, si quien se levanta hoy de la cama no es el mismo que se acostó anoche en ella?

Nos siguen gobernando “un papá y una mamá” que tutelan como reyes de la casa. Estos “papis” se hacen los sordos. No quieren escuchar que los “niños” son adultos que crecen con el predicado del ejemplo. ¿Qué padres pueden pedir a sus hijos aquello que no dan y hacen?

Son necesarias más abdicaciones de las que el sistema permite y reconoce. Las viejas estructuras, reyes y corte pueden abdicar tranquilamente en los cuentos de hadas para llegar a la parte del colorín, colorado...

Más Psicología Social, por favor
¿Atiendes tus necesidades y las de los tuyos? ¿Tienes en cuenta la nuevas necesidades que se plantean en pareja, en la familia, con tus hijos y el trabajo? Si no, ¿cómo atender las de una sociedad entera?

¿Crees en ti? ¿Crees en los demás? ¿Has dejado de creer? ¿Quieres resolver verdaderamente los problemas individuales y colectivos? No podemos escapar. Toca madurar, por nosotros, por los demás y por la sociedad que queremos construir. Los sistemas se estructuran de forma compleja y ha llegado el tiempo de hacerlo más sencillo.

Una CITY inteligente está comprometida con nuevas formas de hacer política y de dar respuestas. La Renovación es Bi-Direccional. De abajo a arriba y de arriba a abajo. De mi a ti y de ti a mi. De nosotros a vosotros y de vosotros a nosotros. La Re-Evolución actual lo va a cambiar todo y es imparable.

Un Verano Inteligente
Este verano puedes iniciar un viaje a un lugar lejano con millones de árboles, bicis gratis o robots-humanoides. También puedes emprender un viaje solidario en tu ciudad, aquí donde te levantas, trabajas, vives y te acuestas cada día.

Este verano, estés donde estés, no te duermas. Despierta! Relega el entontecimiento estival por la reflexión, poda lo que no funciona y prepárate para el nuevo curso escolar. Renueva tu vida y participa en la renovación de tu ciudad. Esto es Inteligencia. 

Agua de Primavera



Estación: Primavera.

Natura palpitante.
El impulso del agua abre paso.
Fuerza en caída libre.
Ajustes de luz, temperatura y sol.
El fluir de la corriente sigue su curso.
Nuevos brotes. Renovación.
Conexión de lo humano en el entorno.
Transcurre la vida.
Belleza. Tanta belleza!

Sexualidad y crecimiento

¿Qué despierta el deseo sexual a hombres y mujeres?
Expertos sexólogos de todo el mundo dicen que el deseo tiene un componente físico en el hombre mientras que en la mujer depende de factores ambientales y de relación.

En el hombre, la maquinaria del impulso sexual se pone en marcha con los ojos. En la mujer, cuando se transgreden tópicas cenas románticas a la luz de la luna por sentirse importante, deseada y amada.

¿Dónde se activa el deseo?
El sentido erótico del hombre está, principalmente, en la vista y no siempre se despierta con lo más obvio, sino con lo erótico.

Los sentidos eróticos femeninos son el oído, olfato y tacto. Unas palabras dichas en el momento adecuado. Un rico olor a limpio o a ese perfume que tanto gusta. Un roce, una caricia periféricos antes de llegar de lleno a las zonas erógenas propiamente dichas.

¿Cuáles son las semejanzas entre sexos?
Tanto para hombres como para mujeres el órgano sexual más poderoso está en el cerebro. Los seres humanos estamos dotados de la capacidad de anticipar y estimularnos con la imaginación más que con los órganos sensoriales propiamente dichos. La imaginación y las fantasías eróticas encienden el deseo. 

Hay un espacio en el cerebro donde nada ocurre tangiblemente y todo puede ocurrir al mismo tiempo. Junto al neocórtex está evolucionando una inteligencia erótica.

¿Condicionados por el cuento de hadas?
Marisa sin saber muy bien cómo, se vió empujada al interior del apartamento de Víctor. Ella no pudo por menos que abalanzarse sobre él. Mientras lo devoraba a besos, se desprendió salvajemente de su vestido. La pasión interior escaló al mismo ritmo dentro de los dos mientras sonaba una música de fondo.

Marisa había visto esta escena cientos de veces en esas películas que tanto la fascinaban. Por fin, había llegado el momento de experimentar fuegos artificiales. Sin embargo, no todo sucedió como en las películas. No se desplomaron exhaustos después de alcanzar el cielo en el mismo instante. Él terminó y se levantó a darse una ducha mientras ella se decía: Hola! Estoy aquí! La realidad cotidiana dista mucho de la cinematográfica.

Estamos impregnados por un inconsciente colectivo alimentado por la literatura, las canciones y el cine, donde las torpezas, inseguridades y vergüenzas no suceden. La frustración sexual aterriza para mostrarnos el desencuentro entre las expectativas y las vivencias.

¿Cómo activar la chispa erótica?
Más que seguir creyendo en cuentos de hadas, consideremos al erotismo como una oportunidad de desarrollo personal. En realidad lo que estamos pidiendo no es más sexo en cantidad sino mejor sexo en calidad. No se trata de morir en lo mimo sino de renovarse en el placer erótico como capacidad de transformación de la propia vida.

La chispa erótica, por tanto, se activa a medida que cada uno conecta con la intención de crecer y renovarse.

Tal vez, sería más sencillo hacernos la pregunta en sentido opuesto: ¿Qué es lo que apaga la chispa?, ¿qué es lo que sucede en ese momento?, ¿qué pienso a cerca de mí y del otro?, ¿qué cosas me digo y le digo?, ¿qué es lo que me está desvitalizando?

Si miramos la luna y sus ciclos; creciente, llena, menguante, comprendemos los ciclos del deseo y de la chispa erótica. ¿Cómo hacer crecer la luna para que se llene entre nosotros?

¿La convivencia mata al deseo?
En general, hombres y mujeres, encontramos más deseable al otro cuando no es accesible. Entonces, ¿qué ocurre con el sexo en la convivencia y en relaciones largas comprometidas?

Las investigaciones demuestran que hay un grupo de personas para las que el contacto diario acaba matando el deseo. Hijos, trabajos, hipotecas, obligaciones. Hay personas que necesitan de ausencias para anhelar el encuentro con el otro. Conservar a ese otro en un plano incierto y misterioso para que no se apague la chispa.

Hay otro grupo de personas que se estimulan al ver a su pareja moverse junto a ellos en el mismo escenario. En la casa, mientras se ocupa de sus cosas haciendo lo que más le apasiona. En una fiesta, junto a otros, cuando le vemos radiante, seguro de si mismo y autosuficiente. Probablemente esto es lo que más nos excita porque es lo que más conecta con nuestro propio deseo interno de ser y tener una autoestima sana.

¿Qué es lo que sostiene al deseo?
Como dice la terapeuta y conferenciante Esther Perel, en las relaciones largas con compromiso dos necesidades humanas fundamentales han de reconciliarse:

1.-La necesidad de conexión (de estar juntos): Seguridad y permanencia. Sólidos anclajes que hacen nido. Un espacio donde afianzar y hacer desaparecer puentes movedizos.

2.-La necesidad de separación (de autonomía): Sorpresa y aventura. El deseo necesita espacio y aire. El otro ya no está presente todo el tiempo sino más allá de la línea roja.

Los mismos ingredientes que afianzan el amor destruyen el deseo. La clave está en resolver esta paradoja. El resultado es una relación comprometida y apasionada.

¿Sexo como camino de crecimiento?
Un niñ@ crece con la necesidad de sentirse conectado y madura con la necesidad de valerse por si mismo. Conectar ambas necesidades fundamentales da una relación donde cada miembro diga al otro: Ve, explora! y Vuelve! a este espacio común compartido:

-donde nos encontramos y alentamos en eso que vivimos y descubrimos. 
-para poner de manifiesto lo que aprendimos y quiénes somos en este instante. 
-que favorece la transformación de cada uno porque da aire y nutre a cada parte. 

Desde aquí: Ve y vuelve! Una y otra vez!