LA PAREJA. TIP8: La temida soledad.

Me detuve en el umbral,
ante un reflector solitario.
Pétalos de belleza profunda,
recibí una transfusión.
Adaptación de Diario de soledad.
May Sarton.


La temida soledad se cura con transfusiones que nos deleitan en cada instante. Esta capacidad de conexión que valora los pequeños detalles cotidianos se desarrolla a medida que entrenamos la atención. El premio de la vida contemplativa es la curación de las heridas de la soledad.

La temida soledad enfrenta 2 tipos de dolor:

1.- El dolor de las pérdidas particulares. Rupturas de pareja, de amistad, muerte de seres queridos, trabajos, sueños que no llegan...

2.- El dolor profundo del alma. Un dolor Universal e implícito al ser humano. Ese dolor que subyace a todos los dolores. Como dice el poeta Rilke, todos estamos inexpresablemente solos.

¿Quién no se sentó temeroso ante el telón de su propio corazón?

Si uno espera encontrar a alguien para ser feliz, se engaña. No hay felicidad verdadera en la pareja. Existe contento cuando las cosas van bien y dolor cuando no van como esperas.

La felicidad no reside en la dependencia de sujetos, no tiene causa en el afuera sino en el adentro. La felicidad es la atención a las transfusiones. Y, si, además se comparten en pareja, sucede lo exquisito y sublime.

Soltar el temor a la soledad, libera.
Disolver la separación de sujetos, conecta. La verdadera unidad que trasciende la soledad es libertad. Este es el lugar de la pareja lúcida y renovada. 

¿Estás dispuesto a abrir el telón para renovar la pareja?

Al mantenernos en posturas inmovilistas, saboteamos la evolución. La disolución de viejas pautas y temores requiere de un compromiso profundo con la verdad interior. Si corremos a llenar huecos con páginas de contactos; durante la noche, el fin de semana y las vacaciones,  lo más probable es que equivoquemos la dirección y perdamos la oportunidad de aprender de la soledad.

Es importante demostrarnos a nosotros mismos que podemos estar solos. Atravesar la soledad para materializar en lo concreto nuevas posibilidades. Todos tenemos la capacidad de adaptarnos a los cambios, reequilibrarnos y ser felices. 

Fértil soledad que gestas la creación del impulso de lo pleno, sin causa ni condiciones, en lo más profundo del alma. Soledad aquí estoy. Esto es lo que soy. Presente, ahora. Compañera del encuentro de mi mismo.

Sígueme en Redes Sociales

Sígueme en Youtube Instagram Sígueme en Linkedin Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter