Consultoría / Coaching / Psicología / Mindfulness

Hola! Soy Marta Pato y quiero compartir contigo mi propósito de expandir la consciencia y facilitar el autént...

Más que propósitos: Despropósitos

Fin de excesos navideños. Volvemos a la normalidad. Menos es más. ¿Cuándo nos daremos cuenta? Enero es un mes inspirador. Este principio de año suelta la inercia de marcarte objetivos alimentando al personaje ideal que intentas lograr y no llega. Comienza a ser simplemente tú mismo. Suelta los “debería”, los “tendría que”, los “si..., entonces...”.

En el fin-principio de año escribimos listas interminables de objetivos y sueños inconclusos que ni viviendo 150 años llegan a cumplirse.


¿Para qué arrastramos año tras año los mismos propósitos una y otra vez?
¿Cuáles son los frenos del año pasado para no ponernos manos a la obra?
¿Lo que nos proponemos es lo que queremos y nos conviene de verdad?

En 2014 haz algo distinto por ti: haz una lista de des-propósitos.
Desprendernos de los viejos propósitos, los que nos aconsejan, estresan y obligan.

Considera los siguientes pasos a seguir:

1.- Toma nota y date cuenta de:
Propósitos obsoletos: esos que llevas escribiendo durante años y no terminas ni de concluir ni de soltar. “Si retomara este antiguo proyecto, entonces le daría el empuje final”. ¿Para qué buscar nuevas motivaciones en situaciones que ya han acabado? Las cosas que han pasado, pasadas están. Dar vueltas sobre las mismas ideas enreda más que abrir nuevos caminos.
Propósitos recomendados: son las peticiones y sugerencias a cumplir según los consejos de los demás. ¿Cuántas veces has escuchado eso de: “lo que tú tienes que hacer es”? Por ejemplo: “Irte a trabajar al extranjero dado tu nivel de formación y las escasas oportunidades que hay aquí”. O bien, eso de “encontrar una novia” o “dejar a la actual que mujeres hay a montones”. Normalmente lo que nos aconsejan tiene más que ver con quien hace la recomendación que con nosotros mismos.
Propósitos estresantes: Son propósitos insalubres porque no facilitan sentirnos mejor sino todo lo contrario. “Estoy cansado pero debería trabajar más para obtener ese ascenso”. Nos proponemos logros esforzados que tan solo hacen tensar la cuerda que rompe nuestro equilibrio interno. Luchamos para llegar a metas absurdas por falta de coherencia.
Propósitos de obligación: son las responsabilidades que asumimos por otros en contra de nosotros mismos. “No te preocupes por ese asunto, ya me encargo yo”. Estamos asumiendo situaciones de más, que pesan, porque en el fondo no queremos y sin embargo cómo vamos a decepcionar, a dejar de hacer aquello que se espera de nosotros. Qué gran engaño para todos! El compromiso se adquiere de verdad ante lo que libremente se elige y más que cargar, regenera.

2.- ¿Te cuesta ser sincero contigo mismo para soltar los propósitos de siempre?
Imagina que estás ante tu vieja lista de propósitos y que por fin se cumplen! Sí, se cumplen todos y cada uno! Si no sientes paz y tranquilidad de un modo inenarrable tal vez no los necesites tanto.

Visualízate soltando el esfuerzo por conseguirlos y la frustración por no llevarlos a cabo. Uno a uno. ¿Cómo te sientes ahora? Describe esa sensación, es algo así como... algo parecido a... ¿Qué es eso que sientes? ¿Tal vez algo así como ligereza, alegría, fuerza, vitalidad?

3.- Empieza hoy mismo a dar forma y volumen a esa sensación
Materializa esa sensación de forma concreta, posible y tangible. Aquello que sí puedes hacer hoy porque cuentas con los recursos para ello. Hoy y ahora. Haz por ti y para ti cosas que conecten con esa sensación cada día. Hoy, mañana y pasado mañana. En Enero...Marzo...Julio...Septiembre... y Diciembre.

Ten presente cada día esta sensación y dirígete hacia ella en la acción. Recuerda la sensación anotándola en el espejo del baño, en la nevera, en el ordenador, en el coche, en el carrito del niño...vive eso, se eso, cada día. Al cerrar el día, pregúntate: ¿he vivido eso hoy?, ¿he sentido eso?, ¿cuándo?, ¿qué ha pasado?.

Al cabo de un tiempo conectas con más que propósitos.

  • Suelta lo que no quieres
  • Observa qué sucede
  • ¿Cambia algo?
  • ¿Eso que cambia es más acorde contigo?
  • ¿Es eso lo que realmente quieres?
  • ¿Qué sientes?
  • Nómbralo. Sentir eso una y otra vez es el PROPÓSITO RENOVADO de este año.

 Al llegar al fin del 2014 haz balance sobre lo sucedido durante el año. Cierra el 14 volviendo a soltar todo aquello que está de más. Soltar y disolver inercias, pautas heredadas y adquiridas, personajes, ideas de mejores yoes, creencias. Soltar para ser más y más sencillamente uno mismo. Tal vez no hay mucho más que hacer, no hay mucho más que desear tener. Dejar de hacer y de tener para empezar a ser. Suelta el autoengaño de los propósitos, recorre el camino de los des-propósitos y comienza a vivir de verdad ahora.


Nubes de Otoño




Estación: Otoño.

Veo el tiempo pasar.
Pienso en lo que fue, es y será.
Siento el viaje del adentro al afuera.
Respiro. El espacio se hace grande.
Libero las memorias del ayer y del mañana.
Abro posibilidades ahora.

El viento del Otoño se lo lleva todo.
Todo cambia. Nada se pierde. Todo se transforma.

RELACIONES. TIP5: La pareja renovada.


Amar no es sostener las trabas del otro sino todo lo contrario. Según Khalil Gibram amar es un mar vivo de agua que llena las copas de la propia vida. Amar es llenar la copa de cada uno y seguir bebiendo de la propia. Amar es dar y recibir con el corazón abierto, sin entregarlo en custodia porque quien guarda este tesoro tan preciado es la Vida misma. Vivir juntos es para crecer y expandir las ramas que no hacen sombra.

Juan guardaba un pacto implícito e inconsciente con Adela. Juan se hacía cargo de los límites de Adela en lo profesional y Adela se hacía cargo de las dificultades de Juan en lo relacional. Este estilo afectivo del pasado estaba poniendo a prueba a la pareja en el presente. Decidieron soltar las sombras que estaban sosteniendo de más cada uno y ponerlas en manos de un proceso psicoterapéutico. Juan y Adela aprendieron a relacionarse desde un ángulo renovado. Comenzaron a compartirse desde la resolución de sus propios límites. La relación renació completamente y una nueva fuerza estableció un vínculo de expansión y posibilidades en mutua interacción. Aprendieron a completarse individualmente aportando esta satisfacción al espacio común de la pareja.

RELACIONES. TIP4: La amistad renovada.

La amistad es para compartir el tiempo no para matarlo. Conectar desde la paz, no conspirar en la guerra. Es un momento para estar y ser más uno mismo. Para compartir unas veces la risa, otras la alegría silenciosa; unas las lágrimas lloradas, otras las emociones más calladas. En definitiva, la amistad es para compartir las profundidades más recónditas del espíritu. Un campo para sembrar el amor y cosechar el agradecimiento.

Roberto tenía dificultades para conectarse con su corazón. Siendo a penas un adolescente lo abrió de par en par y sufrió una gran decepción con un amigo. La frustración dolía. Dolía tanto que cerró la puerta. Su prisión comenzó entonces renunciando a expresar su verdad interior para evitar el sufrimiento aunque con ello no dejaba de sentirlo. En psicoterapia comprendió esa forma de relacionarse del ayer que seguía viva en el presente. Poco a poco volvió a atreverse a expresar lo que quería y sentía. Se liberó. Así renovó su vida afectiva con los amigos. Volvió a conectarse con su corazón.

RELACIONES. TIP3: El trabajo renovado.

Cuando trabajamos somos un instrumento a través del cual las horas se transforman en una melódica música que nos regenera y se expande al mundo. Trabajar con amor es poner en todo lo que se hace un soplo de la propia alma. Muchas veces no importa tanto qué se hace sino cómo y desde dónde.

Hacía tiempo que Sergio se sentía desmotivado en su trabajo. Se planteaba un cambio de aires aunque la situación no estaba como para tirar cohetes. Había aprendido a conseguir las cosas a base de esfuerzo. La letra con sangre entra era el lema con el que había crecido. Su sueño era un trabajo de 4 horas diarias 3 días a la semana. Desde que comenzó la psicoterapia algo estaba cambiando. Algo que no sabía explicar del todo puesto que era bastante intangible. Esas pequeñas cosas del día a día. Entre ellas, levantarse contento cada mañana sin saber muy bien el porqué. Se sorprendía dando los buenos días a la recepcionista del edificio de su oficina reparando en que hasta entonces jamás lo había hecho. Se relacionaba con sus compañeros de trabajo desde una naturalidad desconocida. Ante su sorpresa, estaba fluyendo sin esfuerzo en lo cotidiano. Empezó a darse cuenta que el problema no estaba en el trabajo que tenía. De hecho le gustaba. El gran descubrimiento de Sergio fue comenzar a valorar su vida de otra manera. Su trabajo seguía igual. Nada había cambiado y, sin embargo, todo era distinto, porque quien cambió fue él mismo.

RELACIONES. TIP2: El sexo renovado.

Eros es la interacción dinámica entre dos amantes. El sexo es naturalmente sagrado. Es una expresión de la fuerza sutil de la vida que alienta en el cuerpo y en la totalidad del Universo. Cuando hacemos el amor, nuestras energías se entremezclan de un modo mucho más sutil que cualquier intercambio ordinario. Sólo los seres humanos hacen el amor con las partes más blandas del cuerpo en exposición: vientre y corazón en contacto mutuo.

Sara había heredado la moderna mentalidad de sus antecesoras en la que el sexo estaba reducido a una función meramente corporal. Vivía el sexo como la expresión de un instinto animal subordinado a un falso ego masculinizado. En los últimos tiempos algo dentro de ella misma, de un modo inexplicable, la hacía sentir incómoda. Era como si estuviera haciendo un sacrilegio en cada acto. En las sesiones individuales comenzó a integrar las partes femeninas negadas y las partes masculinas sobrevaloradas. Su trabajo psicológico fue calando también a un nivel físico, corporal y energético. Venció y transmutó tantas herencias y creencias que disolvió a sus saboteadores. Se encontró con una feminidad tan poderosa y libre que renovó sus encuentros sexuales. Ahora se vivía más auténtica y completa con sus amantes. Descubrió que poner de manifiesto su esencia en cada encuentro no la exponía a asumir compromisos más allá de sus deseos. 

RELACIONES. TIP1: La familia renovada.


Conviene traspasar ciertas ideas para renovar el concepto de familia: los hijos se traen al mundo cuando toca por inercia social, los hijos son salvavidas de relaciones que hacen aguas, los hijos son la oportunidad de ver cumplidos nuestros sueños rotos, los hijos son los que aprenden y los padres los que enseñan.

Renovar la familia requiere de una nueva mirada. Para ser madre y padre hay que aprender a ser arquero y, así, poder lanzar los hijos al mundo y a la vida. Padres que acompañan a sus hijos en el desarrollo de los propios talentos y cualidades. Hijos que se hacen adultos sin retenerse en etapas de infancia y adolescencia. Padres e hijos que aprenden mutuamente con los acontecimientos de la convivencia cotidiana. 

Elvira quería resolver los conflictos en la relación con su hija. Al principio sugirió que fuera la adolescente quien viniera a sesiones individuales, más adelante, se comprometió en venir ella. Empezó a darse cuenta de que todo aquello que estaba juzgando en su hija tenía que ver consigo misma y con las partes que se había negado a mirar hasta entonces. Atravesó la negación y comenzó a sanar heridas pendientes. Poco a poco la relación con su hija empezó a transformarse. Ya no requería de ella que se comportara de un modo determinado sino que aplicó ese cambio en su propio comportamiento. La relación mejoró tanto que afectó de forma colateral a todos los miembros de la familia. Hoy en día, el hogar de Elvira ha pasado de la reacción a la armonía entre sus miembros.

Relaciones Renovadas


El océano se convierte en gota. La gota se disuelve en el océano. Conócete. Acéptate. Supérate.Como el agua: Fluye.
El vínculo de las relaciones entre las personas; vivas o muertas, presentes o ausentes, es una conexión que potencia nuestra capacidad de transformarnos. Cultiva capacidades más profundas y libera las heridas del pasado para vivir más libres en el presente.

Lo que haces, dices y piensas no sólo te influye directamente a ti, sino que también estás influyendo a otros por resonancia. Todos y cada uno somos responsables de nuestras acciones, palabras, pensamientos y del efecto que tenemos en nosotros y en los demás. Estamos unidos por lazos invisibles que se refuerzan cuanto mayor es el vínculo.

La Ciencia aún no puede explicar con datos objetivos los mecanismos sutiles que entretejen el cuerpo, las emociones, la mente y el espíritu de los seres humanos en relación. ¿Dónde reside nuestra mente? Seguramente más allá de nuestro cerebro. La mente se extiende hacia los demás y el mundo que nos rodea. Renovar nuestras relaciones es una nueva forma de pensar, sentir y actuar.

Estamos siendo afectados por, y, afectando a, las personas de nuestro entorno. En ocasiones basta con pensarlas. Cuanto mayor es el vínculo, mayor es esta afectación. El Universo no está funcionando de acuerdo a leyes inmutables sino más bien a modelos de hábitos creados por la repetición de ciertos sucesos en el tiempo.

Cuanto mayor sea la forma en que vivimos de manera renovada nuestras relaciones, tanta más memoria de renovación habrá día a día en las relaciones. Crear un mundo mejor para todos comienza por el propio. Renovar tu relaciones es por tu bien y para el bien de todos.

LA PAREJA: De la aceptación a la felicidad

La vida nace con una inyección de energía y nosotros con ella.
Al tomar nuestras decisiones somos los guionistas de nuestra historia.
La pareja es un gran capítulo del guión.

En el útero somos uno a merced de otro ser vivo que nos alienta o desalienta a seguir creciendo. Las impresiones perinatales y las emociones familiares no resueltas condicionan antes del nacimiento. Más adelante, añadimos las propias circunstancias, el efecto de nuestros actos y de nuestros pensamientos. Construimos el guión de nuestras vidas a medida que vamos tomando decisiones, como la pareja.

¿Desde dónde decidimos la pareja que queremos tener?

¿Desde los condicionantes o la libertad?

¿Somos libres y felices con independencia del aliento o desaliento del otro?

La pareja es una placenta extrauterina donde poner de manifiesto la resolución de herencias emocionales. El crecimiento compartido facilita el camino de completarnos individualmente y de acercarnos a la anhelada libertad donde la pareja se vive como una relación de iguales.

No aceptar a los padres, es no aceptar a la pareja

Raquel nunca había recibido suficiente de su madre. Desde muy pequeña sintió carencias en lo afectivo. Estas quejas eran extensivas a sus parejas. A lo largo de su vida, ya cerca de los 50, tenía la impresión de que sus amores no la habían dado lo suficiente. Al menos no lo que ella necesitaba. Esa sensación de desamparo la perseguía relación tras relación. Al principio sus parejas eran héroes rescatadores, más tarde se convertían en verdugos. Raquel no era capaz de ver a sus parejas por lo que eran, sino por lo que no podían darle. Tal y como veía a su madre, veía a sus parejas.

En constelaciones familiares a menudo se observa cómo los hijos desatinan en el amor de pareja por resentimientos o lealtades con los progenitores. Incluso, por querer resolver los desaciertos de la relación entre los padres. Cuántos hijos vienen al mundo como último recurso para la salvación de una pareja que ya está rota. En muchos casos los hijos han de liberarse, normalmente de adultos y a través de un proceso psicoterapéutico, de esta responsabilidad.

Marcos se sentía bien haciendo feliz a su madre mientras su padre estaba ausente. Tanto es así que se sentía responsable de su felicidad. Para alimentar este patrón de salvador escogía en sus relaciones mujeres infelices para ser capaz de salvarlas. Tal y como había aprendido la pauta con su madre, la repetía con sus parejas.

Reestablecer el orden en el amor permite recolocar a cada uno en su lugar desde la sanación y transformación internas. Este orden en el amor es un lenguaje que tiene que ver más con nuestra parte inconsciente que consciente. Es una reajuste sistémico desde el alma. Cada pequeña pieza encaja en el puzzle de la vida y desde ahí, las relaciones funcionan natural y perfectamente.

Atender aquello que molesta

Normalmente no atendemos lo que molesta; lo escondemos, lo evitamos o escapamos de ello. Parar para descifrar los comportamientos inconscientes que están presentes en la actualidad, impidiendo la libertad, es el sentido de la psicoterapia. El autodescubrimiento sirve para abrir espacios que despejan interferencias y permiten aflorar con más claridad las cualidades que nos conectan con la paz y el bienestar auténticos.

Tomando tiempo para sí mismo, Marcos aprendió a sentir sus sensaciones físicas y emocionales. Empezó a conocerse mejor, a despejar rutas de patrones inconscientes y automatismos. Comenzó a querer más a su madre desde la distancia. Aprendió a amarla sin tener que darla nada a cambio por ello. Se dio también el permiso para amar desde ahí a su padre. De este modo recuperó una fuente de fortaleza y atributos masculinos desconocidos hasta el momento.

Raquel abrió espacio a su niña pequeña herida y carente. Se dio cuenta que hasta ahora la salvación la buscaba en las figuras masculinas, que como su padre, la salvaban supuestamente de una madre ausente emocionalmente. Comprendió que la salvación no estaba ni en papá ni en mamá. Había que llegar a volver a gestarse a sí misma y renacer libre de narcisismos primarios y secundarios que la impedían ser mujer al lado de un hombre cuando estaba en pareja.

Abrirnos a la felicidad en pareja

Los conflictos que no queremos mirar con medias naranjas perpetúan las carencias y las incapacidades. No resuelven ni liberan. La pareja es un ave de alta velocidad para exponernos a nuestras luces y sombras a la máxima potencia. El reflejo en el espejo del otro disuelve bloqueos y revela cualidades. Es una oportunidad para ser uno en libertad y seguir siendo más y más uno mismo.

Es una gran liberación presentarnos ante los padres como seres adultos y maduros que están en paz emocionalmente. Siendo libres de repetir en las parejas las pautas del padre, de la madre o de sus antiyoes. Libres para abrinos a la pareja donde todo fluye fácil y la felicidad de ser y estar brota a cada instante. Resolver definitivamente las heridas emocionales con la madre y el padre, estén vivos o muertos, abre la puerta a la felicidad en pareja.

VídeoCreación: Movimiento12. Atraviesa.


Atraviesa las turbulencias de la vida.
Todo pasa y todo llega. Haz las cosas más sencillas.

VídeoCreación: Movimiento11. Muévete.





Todo se mueve sin parar de acá para allá.
Somos más de 7.084 millones.

VídeoCreación: Movimiento10. Viaja.


Cambia de escenario de cuando en cuando. Viaja. Pequeños placeres. Amistad de la Buena. 

VídeoCreación: Movimiento8. Siente.




No hay una flor única, ni cincuenta, sino cientos. Siente.

VídeoCreación: Movimiento7. Conciénciate.




Hipnoterapia para periódicos. Conciénciate mundo!

Llevo viendo la trayectoria de Marta desde hace muchos años, y puedo asegurar que es una trabajadora incansable, muy lúcida y con un alto grado de sensibilidad y proyección. Tiene una simpatía natural que la hace excelente comunicadora y gestora de grupos". Raquel Torrent

Marta está entregada al amor de su profesión. Descubrió por si misma el lugar donde quería estar y eso lo pone al servicio, con serenidad y paz". Inés Mazarrasa

 
Entusiasmo y buen hacer profesional orientado a ayudarte a encontrar tu bienestar. Marta es una psicóloga en la que puedes confiar por su amplia experiencia en el tratamiento psicológico y en el área del crecimiento personal pero, también, porque es una persona preciosa". Santiago Segovia

Marta Parto es una persona y una profesional excepcional. A su amplia formación y dilatada experiencia profesionales se une su especial perfil personal para configurar un todo que la hace singular. Marta tiene mucho que aportar e innovar en el ámbito del asesoramiento psicológico individual y grupal (terapia individual y grupal, intervenciones en el ámbito organizacional/empresarial, etc.). También resulta ser una gran divulgadora del conocimiento psicológico en distintos ámbitos de la profesión y a través de distintos medios presenciales y online. Gracias Marta, por todo tu quehacer y tu espíritu emprendedor". Miguel Ángel Santed
 
"Marta tiene una excelente capacidad de comunicación. Es una persona emprendedora y creativa que sabe fijarse en el lado positivo de la vida y eso lo transmite en sus artículos, siempre amenos y accesibles para todos los públicos. Con sus palabras sabe llegar al corazón y abrirte a nuevas posibilidades vitales.
El tipo de profesional que deseas tener en tu equipo de trabajo. Para Tobeefree es todo un placer tenerla entre nuestros Colaboradores". Raquel Lavado

"Gracias. La palabra que más me ha costado sacar de todo mi proceso ha sido mostrar mi gratitud hacia la persona que me ha acompañado durante todo este tiempo. Lo mejor que me ha ocurrido ha sido saber incorporar su voz y sus consejos durante mi vida hoy. Aprender a aceptarme y quererme tal cual soy, con mis luces y mis sombras, como se trata en el teatro que finalmente, entiendo que es la vida, respetando mi autenticidad. Sabiendo ver esos “dónde me pillo” cuando finalmente construyes tus propios yoes y los materializas, visualizándolos. Por eso entiendo que lo que viví en las sesiones ahora es parte de mí y de la forma que hoy día tengo de afrontar las diferentes situaciones en las que me encuentro, en el trabajo, con la familia, con l@s amig@s. Un nuevo giro a mi forma de comprender-me que de alguna manera, concluyes deviene infinita y sin embargo, eso ya no asusta sino que reconforta. Una forma que es posible gracias a la atención consciente desde el aquí y ahora. Por todo ello, una vez más, gracias". Laura

"Cuando conocí a Marta, yo había tomado la determinación de asumir la responsabilidad sobre lo que estaba viviendo en aquel momento para poder cambiar y trascender el dolor emocional que sentía. Y así fue como ella apareció a través de uno de los artículos que escribe habitualmente en la revista Verdemente. La llamé y desde el primer momento sentí una gran conexión con ella, y sentí también que era la persona que podía acompañarme en ese camino que yo había decidido emprender.
Durante este tiempo, dos años, he recorrido un camino que me llevó desde la punta del iceberg que representaba ese dolor emocional que estaba viviendo, hasta las profundidades de todas esas capas con las que había ido creciendo desde pequeña y que me impedían disfrutar plenamente de la Vida. En ese camino de descenso hasta las tinieblas y de resurgir hacia mi propia Luz, para desde ahí salir de nuevo a la Vida.
En ese camino me he sentido acompañada por Marta desde su autenticidad, su humildad y respeto: autenticidad, porque ella misma ha transitado y transita también su propio camino con consciencia; humildad, porque ha caminado a mi lado y no por encima de mi por ser la "profesional terapeuta"; y respeto, porque aunque caminaba a mi lado siempre a una distancia suficiente para que pudiera sentir su corazón amoroso, pero también mi propia libertad.
Así es que gracias, gracias, gracias querida Marta por haberme ayudado no sólo a encontrar, a ver el origen del dolor que yo sentía para así poder trascenderlo; sino también a verlo como una oportunidad para "Renovar mi Vida" y vivir de otra manera mucho más liviana, más desapegada, más auténtica y más coherente entre lo que siento y lo que expreso. Gracias además por haberlo hecho desde el amor, la generosidad y la alegría. Gran abrazo querida". Isabel

Yo me encontraba mal, no estaba a gusto en mi piel, y apareció Marta. Dicen que las cosas vienen cuando las necesitamos y así ocurrió. Con ella y gracias a sus sesiones y ejercicios, tocó mi corazón y logré llorar, y no de tristeza , eran lloros que no lloré, eran cosas que no dije en el pasado y ese llorar me limpiaba el alma y a un nivel físico también, las contracturas de mi espalda desaparecían con mis lágrimas. Ella me conducía y me contenía a la vez en este delicado proceso en el que sin su compañía me hubiera perdido. La estaré eternamente agradecida”. Berta

"Conocí por casualidad la página de Marta "Renovar tu vida" en facebook, y enseguida me llamó la atención como de una forma llana, directa, sensible y sabia, expresaba cosas tan verdaderas que nos estaban afectando a todos.
Enseguida contacté con ella. Cuando empezamos a trabajar me di cuenta de que era justo lo que necesitabaen ese momento. Se trataba de una terapia personal en donde, de forma sutil y a través de la respiración y otras técnicas de meditación guiada, te ponía en contacto, de manera rápida, con tu yo interno, facilitando que salieran a la luz tus emociones para analizarlas a través de la comprensión y el no juicio.
A diferencia de otras terapias, no buscaba alargarse indefinidamente en el tiempo, sino ayudarte a conocer tus propias armas para superar las dificultades. En definitiva, descubrirte a ti mismo. La enorme calidad humana de Marta, su pasión por el trabajo que desarrolla, su constante investigación sobre diferentes técnicas, y su gran vocación de ayuda hicieron que enseguida me sintiera segura y confiada en su guía, y puedo decir que desde entonces he descubierto bastantes cosas de mi misma que me han ayudado a valorarme más y a encontrar mi propia fuerza". Lola

 "Meditar con Marta es abrirse a nuevas posibilidades que van más allá de los caminos tradicionales de la meditación. Una constante invitación a contemplar tu vida con nuevos ojos. Su guía te ayuda a estar en contacto con la parte más real y auténtica de tu existencia. Mi experiencia personal ha sido extraordinaria y no puede transmitirse con palabras". José Ramón

"Me gustaría compartir mi experiencia en Renovar Tu Vida. Aprendí muchas cosas, y sigo aprendiendo día a día, pero seré breve y contaré quizá, lo más importante. Llevo toda mi vida esperando el reconocimiento, valoración y respeto de mi familia. Siempre me hacían sentir pequeña. Ahora que empiezo a tenerlo, me doy cuenta que en realidad nunca lo necesité. En realidad es mi reconocimiento, mi valoración y mi propio respeto el que esperaba. Aprendí a conocerme, y cuando conseguí escucharme, de repente todos empezaban a tenerme en cuenta. Ahora, puedo decir que por fin empiezo a ser YO". Conchi

"Mi relación con Marta comienza hace unos cuantos años cuando decidí indagar más en mi desarrollo personal, su impecabilidad en el hacer, su voz y su mirada, cálida y amorosa favorecen la apertura del corazón, la comprensión y la compasión... Pude perdonarme y perdonar, aflojar exigencias y resistencias, aprendí el camino de la aceptación, abracé a mi niña interior, entré en el espacio interior con la meditación. Aprendí...una nueva manera de mirar y fue posible mi metamorfosis, integre y transforme.
Al día de hoy estoy más atenta, me permito ser, me doy mi espacio y le doy espacio al otro sin empujar, sin exigir, con tolerancia y escucha.
He crecido desde el amor en todas y cada una de las áreas en las que se expresa mi ser. Marta está y pertenece al camino de evolución de mi alma. Gracias Marta por Ser y estar. Om Shanti Shanti Om". Carmen

"Soy una mujer de 49 años, que he trabajado desde muy joven en la tienda que tenían mis padres primero y luego me he buscado la vida en otro trabajo que me dio bastante independencia económica.
A partir de los 23 años yo era completamente independiente, eso creía yo, pero fui concediendo a mi familia mi tiempo porque me necesitaban, y sin darme cuenta me fui esclavizando hasta el punto de que cuando se jubilaron, mi madre quería estar en mi vida como si fuera mi pareja. Tenía que saber cuándo entraba, cuando salía, con quién, por qué, a dónde…… Me compré mi casa al otro lado de la calle de mis padres porque me parecía una ventaja pero se convirtió en cárcel. La dependencia que mi madre tenía de mí se me hacía insufrible y aunque me enfadaba no sabía cómo romper eso sin irme a vivir lo más lejos posible.
También se me cruzó en la vida un hombre, que aunque sabía que no era una relación con futuro decidí vivirla. No me siento orgullosa pero tengo que decirlo, estaba casado. Yo supe desde el principio que no iba a salir de su casa nunca, y jamás espere que lo hiciera ni tampoco se lo pedí. Incluso antes de la ruptura definitiva cuando me dijo que se iba a separar, me asusté.
Decidí simplemente vivir eso porque yo no le quitaba ni tiempo ni dinero a su casa. Vivían a más de 400 km de mí y nosotros nos veíamos cuando él venía a mi ciudad por trabajo y al principio era muy a menudo. Pensé y sigo pensando que los primeros nueve meses fueron lo mejor que viví nunca, pero de repente, cambió, pero para mí ya era tarde, me había enamorado, o mejor dicho me había esclavizado a algo sin futuro y además cada día menos agradable. Un enganche destructivo para mí que duro la friolera de 12 años.
No sé las veces que me propuse romper esta relación, el yugo de mis padres y otro tema, mi trabajo. Soy autónoma pero la empresa que me da el trabajo me tiene cogida por los mismísimos. Toda mi vida familiar, laboral y sentimental, me suponía obligación por un lado y una necesidad de cortar lazos que llegó a hacerse insufrible. Como lo exterior no cambiaba yo me veía sometida a no poder hacer nada, a aguantar y a vivir con ello. Lo que sí podía cortar era esa relación destructiva con ese hombre, pero no era capaz de llevarlo a cabo….si la cortaba yo….me iba a sentir mal conmigo misma porque quería que estuviera en mi vida. UNA LOCURA.
Tristeza continua, impotencia, salidas de tono, culpabilidad por ello, aislamiento,……Una vez, que no podía dejar de llorar a todas horas, me convencieron para pedir ayuda profesional y como en mi sociedad médica no había psicólogos, fui al psiquiatra y me dijo que yo era demasiado sensible y la vida muy dura, que madurara, y salí más hecha polvo. Tiempo después y ya sin poder llorar fui a otro que me hizo preguntas varias, solo preguntas concretas y me recetó VANDRAL 150 un antidepresivo bastante fuerte por lo que he sabido después. En una ocasión olvidé una toma, creí que me moría, una sensación de vértigo tan mala que decidí que tenía que quitarme ese medicamento y fui engañando al psiquiatra diciendo que me encontraba muy bien hasta que me lo quitó. Pero nada cambiaba.
Hasta que unas amigas me hablaron de Marta. Desde la primera sesión me sentí muy bien, salí con una gran paz de alma, espíritu o lo que sea. Fui aprendiendo a tirar lastre, a no culparme, a perdonarme, a aceptar lo exterior en su momento pero sacarlo de mi cabeza una vez pasado y no dejar que se quede en mi mente y le dé vueltas y más vueltas hasta que acaba frustrándome o enfadándome, a quererme más, en definitiva a liberar mi interior del exterior.
Todo el mundo te aconseja qué hacer, incluso uno mismo creo que sabe que es lo que debe hacer pero no como hacerlo.
Estas sesiones me ayudaron a romper esa relación tan desastrosa y cuando lo hice definitivamente no solo me sentí genial sino que seis días después, solo seis días después de decir “Esto es una despedida y es mi decisión irrevocable” conocí a mi actual pareja con la que ya llevo dos años.
La relación con mi familia ha mejorado mucho y la laboral también. Ya no me afectan tanto las cosas como para que me hagan sufrir como antes que todo se me apelotonaba en la cabeza y en el tiempo y mi estado era de alerta y estrés continuo.
Todavía queda mucho que mejorar pero sé que Marta existe.
Millones de besos". Toñi

Contacté con Marta por una amiga que me la recomendó....ya en la primera sesión me pareció una persona afable, sencilla y sincera, fué mucho más tarde cuando supe que necesitaba su ayuda....que era la persona perfecta para comenzar mi cambio, necesitaba ese cambio, necesitaba un buen guía, necesitaba al mejor....y lo encontré en Marta.
Cuando llegue a su consulta yo era una persona insegura, con muchos miedos, muy descentrada y con ganas de cambiar....no me gustaba mi forma de vida.
Marta me ayudo a ver en mi a esa mujer valiente, segura, dulce, madre, amorosa, fuerte, sincera, vulnerable, compasiva....sacó en mi todas esas virtudes ya olvidadas y escondidas debajo de mis miedos, mis malos hábitos, creencias enraizadas en mi pasado y sobre todo aprendí a perdonar a ese YO que se comportó de una manera que no queria en la nueva mujer que soy ahora.
Gracias a su suavidad, gracias a su complicidad, gracias a su manera de trabajar sacó de mi todo este potencial.
Gracias a ella soy la mujer que quiero ser....la mujer que soy ahora.
Es la mejor inversión en mí que he podido hacer. Sintiéndome bien por dentro, todo está bien ahí fuera.
Recomiendo pasar por esta experiencia a toda persona que quiera RENOVAR SU VIDA, es el mejor camino.
Gracias Marta por ser, por existir y por ayudarme en mi nuevo caminar.
Un fuerte abrazo”. Isabel

"Cómo renové mi vida:
Empecé un poco titubeante mi camino con Marta en Renovar Tu Vida. El primer motivo para empezar una terapia fue que tenía problemas con mi ex-pareja, con el deseo de aclarar todos esos sentimientos que iban y venían y no me ayudaban a terminar de tener una relación estable con ella.
Llegué con miedos, desconfianza, muchas dudas que no me hacían avanzar en mi relación. Los primeros pasos en la terapia no fueron nada fáciles para mi. Me sentía a veces desganado o desinteresado, creyendo que solo me seguían la corriente y que aquello era un desperdicio de tiempo y dinero. Incluso me llegue a sentir coaccionado o forzado a hacer cosas que no estaba dispuesto a hacer en ese momento.
Cuando más dudas tenía y cuando más creía que esto no iba a funcionar en mi porque no veía un camino claro fue cuando me enseñó que el camino no iba a ser fácil, que podría ir hacia adelante, pero que quizás en algún momento habría que volver atrás o cambiar la dirección. Fue entonces que entendí que ese camino era yo....y recorrerlo era conocerme, aceptarme y quererme. Entonces fue cuando a la pregunta de "Que quieres de esta terapia?" simple y llanamente respondí "Quiero estar bien". Bien conmigo mismo.
Me iba a acompañar en ese camino, a guiarme, aconsejarme y sugerirme. No iba a decidir por mi ni obligarme a hacer nada. Poco a poco me ayudó a abrirme. A quitarme lastres de mi vida, piedras de mi mochila con las cuales no debería cargar. Todas esas cosas que al final me desgastaban y cansaban e iban poco a poco mitigando mi fuerza y mi amor.
Descubrí que el meollo de mis temas estaba en mi. No estaba en mi pareja, ni en mis amigos, ni en mi familia. Si, eran parte de mi vida, y quizás muchos condicionantes de lo que venia cargando. Pero aprendí a aceptar que era lo que me había tocado y que podía cambiarlo.
Me ayudó a ver los diferentes "yo interno" y saber convivir con ellos. Saber sacar lo bueno de cada uno de esos personajes internos, escucharlos y estar más atento cuando cada uno de ellos intentaba entrar en juego. Pude volver a encontrarme con el niño que llevaba dentro y escondido desde hacia mucho tiempo. Me sentí muy bien cuando para cada tema que llevaba con Marta siempre aportaba un método, una forma, una formula para tratar de identificar y asociar sentimientos, sensaciones, pensamientos y que fuese más fácil para mi saber de donde venían, que provocaban en mi y al final, saber dejarlos fluir y aprender de lo que me pasaba.
Pasamos por momentos duros, no se lo puse fácil en más de una ocasión pero al final salimos bien de esas situaciones. Me ayudó a aclarar y entender que había algo muy grande en mi y que no me hacia falta nada ni nadie para descubrirlo, para explotarlo y para hacerme consciente de mi verdadero yo.
Y algo muy importante, aprendí a saber canalizar todas esas sensaciones y sentimientos que entraban y salían de mi. Cuando antes me confundían, me hacían dudar de las relaciones, del amor, del deseo, de los valores. A dejar de pensar en "bueno" y "malo". A escucharme a mi antes que escuchar a otros y a exteriorizar hacia otros lo que "decían mis tripas".
Llegamos al meollo del asunto? Creo y siento que si. Porque hoy siento que veo la vida con otros ojos. Respondiendo a la pregunta de mis inicios de la terapia.... me siento bien". Antonio

"Sri Nisargadatta decía que "un conflicto observado es un conflicto resuelto". Observar no es sencillo tampoco suficiente, comenzar una terapia como paciente es una especie de aventura, pero es probable que dure toda una vida. El terapeuta nos muestra nuevos caminos y enseña a caminar, pero la salida al final del túnel reside en nuestro interior, cuerpo, espíritu, alma, intelecto, da igual como lo encuentres, lo importante es saber comprenderlo, comprenderte". Emmanuel

"Marta es más que una terapeuta. Es su presencia que me inspira y me transmite fuerza en el camino que me lleva a encontrar espacios de libertad. Lo que transmite es el haber “embody” la luminosidad. Con ella me siento entendida y abrazada en toda mi complejidad y compasión. Además quiero añadir que después de haber recorrido innumerables consultas de Psicología veo una gran diferencia con otras personas con las he trabajado. Su mirada no se detiene ni se recrea mirando en el pasado también hay proyección al futuro. Siento que me ha acompañado y que se ha dado en un proceso de alquimia personal muy profundos desde hace un año. Y una agudísima intuición para llegar a las heridas más escondidas. En cada ocasión que he acudido a ella he sentido que daba certeramente en la diana de aquello que necesitaba sanarse en esos momentos y he salido con una sensación de que esa herida había sido atendida y con mucho mimo cuidada. Siempre con una visión viva de lo que necesitaba y con una atención única. Nada que saliese de los libros. He salido renovada". M.José

"Día tras día como una carrera continua, llena de cosas buenas, sí, pero también de insatisfacciones permanentes, sin capacidad para disfrutarlas. Llega Marta, pisa el freno, para, para, para...llega el ahora. Entramos en la vida.
Mi primera sesión: Marta me enseña a mirar. Y miro al otro, mi pareja, le contemplo de verdad, con amor; entonces sus palabras entran en mi corazón con otro significado ¡ahora sí escucho! y como por arte de magia, todos los problemas con mi marido se disuelven; se disuelven las discusiones eternas, las resistencias, los recelos. Al día siguiente, tras hablar con él, comienza una nueva luna de miel, que aún continúa, año y medio después.
Segundo asalto: la sombra oscura que vive conmigo, salvaje, agresiva, amenazante. Una sombra que condiciona mi vida, que me impide tomar decisiones que el resto de mi ser ansía. Marta la destapa y la sombra se rebela aterrorizándome a través de mis sueños. Marta me acompaña a través del teléfono, me conforta y tranquiliza. Después viene la escucha a esa parte, la aceptación de todo lo rechazado de mí hasta entonces como parte de mi persona. Poco a poco le voy dando voz, de modo que voy sintiéndome cada vez más libre, más fuerte, más completa.
Tercer asalto: control, juicios, pensar que mi forma de ver las cosas es la única y la acertada...poco a poco voy identificando patrones de comportamiento que enturbian mi relación con familiares y amigos. Aprendo a verlos, a analizar mis reacciones, a "no reaccionar"...y las relaciones se van limpiando; gano en amor, en relajación y en disfrutar de mis seres queridos como en algunos casos nunca había logrado.
Todo eso y más cosas he conseguido gracias a Marta, una guía excepcional en sabiduría, pero también en ternura, inteligencia y compromiso. Como ya sospechaba antes de comenzar mi terapia, ella supone un antes y un después en mi vida. Solo hay que atreverse, ¿verdad?". Mercedes

LA PAREJA. TIP9: Amarse a uno mismo.

Nos gusta creer que, como decían los Beatles, “ All you need is love”.

No hay amor suficiente para llenar el vacío de aquel que no se ama a sí mismo. Cuando afrontamos con valentía nuestros dragones internos, accedemos a nuestros recursos más ocultos.

Amar, al estilo de la canción de los Beatles, no es todo lo que necesitamos. Además, amar no es nada sencillo. Amar a otro, sin pasar por el trabajo interior de aprender a amarnos a nosotros mismos, no es la panacea. Aprender a amarnos se complica porque supone revisar todos los aspectos condicionados que nos alejan del amor y, muchas veces, son pautas inconscientes.

¿Oirían los Beatles esta leyenda?

En un pasado remoto los seres humanos éramos dioses. Abusamos tanto de nuestros privilegios, que la vida decidió retirarnos este poder y esconderlo hasta que realmente hubiéramos madurado. La vida dijo: ¡Esconderemos el poder de la divinidad en lo más profundo del corazón de los hombres, pues es el único lugar donde a muy pocos se les ocurrirá buscar!

¿Cómo sería desde aquí la canción? 

¿Todo lo que necesitas es auto-conocerte?

¿Todo lo que necesitas es revelar los secretos de tu corazón?

La sociedad nos condiciona para creer que el amor hacia nosotros mismos es un acto de egoísmo, vanidad y narcisismo. Esperamos que los demás nos amen para dejar de sentirnos incompletos e insatisfechos. En estos tiempos, nos pasamos el día ocupados del exterior. Nos distanciamos del amor a nosotros mismos porque este espacio reside en la conexión con el interior.

¿Cuántas veces conectas contigo mismo?
Amarse a uno mismo no tiene nada que ver con sentimentalismos ni cursilerías. Se trata de un asunto bastante más complejo y serio. Hace referencia a cómo pensamos y cómo sentimos, qué palabras decimos, cuáles son nuestras actitudes y comportamientos para con nosotros mismos.

Amarse a uno mismo es sinónimo de atención, escucha, respeto, aceptación, valoración, y, sobre todo, de amabilidad con nosotros mismos en cada momento y ante cualquier situación.

¿Cuánto tiempo, dinero y energía dedicas a conocerte y cuidarte?
Amarse a uno mismo es querer mirar para actualizar las pautas inconscientes que surgen con las personas a las que amamos. Estas son las oportunidades que brinda la pareja para darnos cuenta y ser cada vez algo más libres.

¿Quién está en este camino con su pareja?
La pseudopositividad de los tiempos modernos no cura, es una droga intelectual. Para que ocurra la transición real es inevitable desenraizar la basura de nuestras vidas. Sólo entonces la negatividad podrá ser reciclada auténticamente. Sólo así la vida podrá ser vivida y experimentada en toda su plenitud. Sólo así la vida abrirá el escondite del corazón del que habla la leyenda.

¿Cuándo fue la última vez que sentiste realmente paz?
En realidad, lo que nos aleja y nos sume en el desencanto, la insatisfacción y el sufrimiento es vivir en la incoherencia de fallarnos a nosotros mismos. Venimos con un potencial que cada vez se hace más difícil de objetivar si no resolvemos los límites de las etapas del vivir.

Amarse a uno mismo es un compromiso personal e irrenunciable para hacernos adultos en la vida, para sintonizar con la vida que vibra en nosotros y para decidir la vida que queremos vivir. Amarse a uno mismo implica romper el molde de niño o adolescente para entrar en otro más grande, el molde adulto, en forma y fondo.


¿A qué pautas toca decir adiós?
Amarse a uno mismo es dedicar una parte de la energía diaria para meditar y concluir temas pendientes que no te dejan crecer. Es indispensable decir adiós a viejos moldes para encontrar nuevos caminos. Nos resulta más difícil escuchar los susurros de nuestro corazón que decirnos: ¡Nunca más estableceré una relación que ponga en peligro mis estrategias de seguridad y supervivencia!

Amarse a uno mismo es mirar con responsabilidad lo que nos pasa. Lo que nos irrita, desafía, provoca y confronta con la parte menos atractiva de nosotros mismos.

Amarse a uno mismo enfrenta la gran resistencia de romper la cáscara de nuestro falso yo. Hemos aprendido a acorazarnos de tal manera que nos conformamos con las migas de la aprobación y del reconocimiento.

Amarse a uno mismo es liberarse para ser y manifestar las cualidades naturales: espontaneidad, confianza, receptividad, capacidad de afrontar situaciones inesperadas.

El amor es como la luz y el calor del sol. Despierta nuestras semillas aletargadas por las duras cáscaras del ego. El amor a uno mismo es la mejor medicina para despertar del trance, del sueño, del matrix.

¿Qué necesita ser traído a la luz en tu relación de pareja?
Llega un momento en que uno está dispuesto a hacer el camino del corazón. El compromiso con el crecimiento y la evolución es tan grande, que se superan las zonas de comodidad, con un propósito claro de ir hacia adelante. Amarse a uno mismo es como morir y dirigirnos a la luz. 

7 pistas para los Beatles del presente y del futuro 



Todo lo que necesitas es...

1.- Comenzar en el punto donde te encuentras. Ser muy sincero y auténtico.

2.- Despejar las creencias con conciencia y amabilidad hacia ti mismo.

3.- Sentir y abrirte al dolor de estar atrapado en viejos moldes.

4.- Reconocer que el amor es una invitación a liberarte de la prisión.

5.- Hacerte consciente.

6.- Romper la jaula y convertirte en el ser inmenso que realmente eres.

7.- Honrar, cada día y en cada acto, a tu corazón.