Consultoría / Coaching / Psicología / Mindfulness

Hola! Soy Marta Pato y quiero compartir contigo mi propósito de expandir la consciencia y facilitar el autén...

Entrevista de Desarrollo Humano a Marta Pato

Marta Pato. Una mujer renovadora
¿Cómo se define Marta Pato?
Una persona en proceso de transformación con la mirada enfocada a reencontrarse a sí misma en cada experiencia, en cada relación de la vida. Una viajera de la vida; atenta, despierta y consciente.
¿Cómo defines tu trabajo?
Es un espacio abierto a la expansión de la consciencia. Un recorrido para disolver el programa heredado y aprendido que nos condiciona y desvelar las cualidades más profundas que ya somos. De este modo, el día a día se vive con más libertad, sentido y plenitud. Es un proceso basado en atender a la persona desde un aspecto integral: físico, mental, emocional y desde la conciencia de ser (lo supra-racional).
¿Cuánto tiempo has trabajado en el mundo de la empresa y que te hace abandonarla?
Durante más de 14 años estuve trabajando en grandes multinacionales del sector de la Energía. Acabé especializándome en Gestión de Cambio. En aquel entonces, el cambio era más automático y reactivo que consciente y proactivo. Así pues, decidí que era tiempo de contemplar aspectos más holísticos y humanos. Ahora, que todo está en profunda revolución, regreso de nuevo también a la empresa formando a sus líderes para aportar un poco más de consciencia.
¿Cuando decidiste introducirte en el crecimiento personal?
Pues creo que más que una elección fue algo con lo que ya vine de serie. Mi familia me decía que desde que era muy pequeña la curiosidad y el gusto por la comunicación eran significativos. En la infancia ya me interesaba explorar el sentido al misterio. Más adelante, con unos 14 años leía a Maestros de Oriente y con 16 realicé el Método Silva. En aquel entonces apenas había oferta en España. No era fácil acceder a lo que se hacía fuera de nuestras fronteras con todo ese movimiento europeo y californiano. Más tarde, ya fueron llegando las tomas de decisión. Elegí estudiar Psicología aunque funcionaba más la orientación cognitivo-conductual que a mí me sabía a poco. Así pues, seguí explorando. Recuerdo que hacía Chi-Kung y Meditación en una época en la que si lo nombrabas te miraban raro. Más adelante fui integrando: Inteligencia Emocional, Terapia Transpersonal y Humanista, Hipnoterapia Ericksoniana, PNL, Coaching, Intervención Terapéutica en procesos de pérdida y duelo. Y, lo más importante, las experiencias y la madurez que te aportan la vida misma.
¿Cuál fue el detonante que te llevo a este mundo?
Este mundo es mi mundo desde hace muchos años. Sin embargo, sí es verdad que hubo un detonante que marcó un antes y un después. Este detonante fue la muerte de mi hermana. Cuando muere un ser querido, el auténtico sentido de la vida se revela más claramente. Durante años sentía una profunda insatisfacción por no terminar de completar algo que ya sentía dentro durante toda la vida. Nos vamos acomodando al bienestar económico y aún así no es suficiente, porque en definitiva la felicidad está dentro y no fuera. Cuando mi hermana murió, comencé a plantearme más profundamente qué quería hacer realmente con mi vida. Encontré el valor para comprometerme con mi libertad y di el salto. Luego la vida misma se va encargando de ir colocando a las personas, los libros, los procesos y los viajes que te ayudan y te guían en esta nueva aventura de transformar tu vida.
¿Cómo definirías tú el Desarrollo Personal?
El desarrollo personal es vivir la vida con sentido, de un modo consciente. Dándonos cuenta de que encontrarnos a nosotros mismos como secreto de la felicidad es más sencillo de lo que parece, sin embargo, nos empeñamos en seguir haciéndolo complicado porque lo difícil no es ser feliz sino ser sencillos.
El desarrollo personal se da cada día. Dándonos a los demás es como crecemos. En cada encuentro de verdad con un amigo donde uno habla de sus cosas y descubrimientos, en el trabajo defendiendo un proyecto en el que uno cree, con la pareja compartiendo el amor que uno es, en familia reconciliando hoy las dificultades no entendidas del ayer.
¿Qué aporta el desarrollo personal al ser humano?
Aporta vivir la vida más plenamente. Desde ahí a establecer relaciones conscientes primero y sanas después porque uno ha visto y comprendido su propia proyección en el otro. Comprender las relaciones nos ayuda a comprendernos más y mejor a nosotros mismos y por tanto a relacionarnos con los demás de otra manera.
¿Qué aporta a la empresa?
A través del Liderazgo Humanista la empresa empieza a despertar y darse cuenta que no se trata de desarrollar un ego para ser el mejor, causa de muchos conflictos y sufrimientos, sino desarrollar lo mejor que hay en cada uno y desde ahí compartirlo en un proyecto común.
¿Qué aporta a la sociedad en general?
Evolución y Conciencia Colectiva. Creo que estamos en un tiempo de un gran despertar colectivo. Estamos pasando del término formulado por Carl Jung de inconsciente colectivo a Conciencia Colectiva. Hace poco ví un vídeo que me gustó mucho y explica de un modo gráfico la transformación social que estamos viviendo. Hace referencia a la Civilización Empática. Creo que responde muy bien a tu pregunta. Este es el link para que tú y los lectores echéis un vistazo. http://www.youtube.com/watch?v=ETLqtJzKa2o
Te dedicas a la terapia personal y a la formación, ¿qué tipo de terapia haces?
Acompaño como psicoterapeuta en encuentros individuales basándome en la vivencia, el darse cuenta y la comprensión. Comprender es el principio de la apertura a ponernos de manifiesto en lo concreto y cotidiano desde lo que realmente somos.
También facilito formación grupal en grupos abiertos con dos tipos de formatos. Uno como proceso de 9 meses llamado Una Nueva Mirada que comienza en Octubre con el curso escolar. Bien podría ser aquella asignatura que no nos enseñaron en la escuela. Aquí activamos encuentros presenciales cada quince días con prácticas de Psicología Occidental y Contemplación Meditativa. Además, semana a semana llevamos a lo concreto estas prácticas en la vida misma. Todas las semanas tenemos un encuentro a distancia donde compartir con seguimiento personalizado. El otro formato son Talleres Monográficos de 8 horas que abarcan desde Técnicas de Meditación, Comunicación y Relaciones, Pérdidas como Oportunidad, hasta Prácticas de Despertar para salir del laberinto al que hemos llamado realidad.
En el ámbito empresarial doy Formación en Comunicación, Liderazgo, Habilidades Directivas y Gestión de Cambio.
Escribo artículos y doy conferencias relativos al desarrollo personal.
¿Qué diferencia hay entre la terapia que tú desarrollas y la tradicional?
Bien, como comentábamos antes es más integrativa. La psicoterapia tradicional o más bien académica se ha quedado en un nivel más mental. En mi trabajo se integra el cuerpo mental, el cuerpo físico, el cuerpo emocional y el cuerpo esencial por llamarlo así, es decir, la esencia de ser lo que somos.
¿Qué te dice el nombre de renovar tu vida?
Transformación sostenida hacia lo que uno es y desde ahí vivir la vida.
¿Crees que el mundo necesita despertar? ¿a qué?
Sí, necesitamos despertar al sueño y la ilusión en el que nos hemos ido metiendo para sobrevivir al programa que nos rodea. Es como cuando soñamos y nos estamos creyendo que esa es la realidad. El cerebro funciona así, no soporta vivir en lo incierto, prefiere incluso estar equivocado que permanecer en la incertidumbre y la vida nos muestra cada día más intensamente que la vida es en sí misma inesperada.
¿A quienes diriges tus cursos?
A todo aquel aventurero o aventurera que quiera emprender el gran viaje de la vida que es mirar al interior para reencontrarse y compartirse desde quien realmente es con el mundo que le rodea.
¿Cuál es el curso que quisieras hacer y que todavía no has hecho?
Más que un curso diría un viaje que también es un curso en cierto modo. Me quedé con ganas de vivir fuera de España. Hay tanto que aprender de la manera en que otras personas viven su vida. Tal vez algún día.
¿A qué dedicas tu tiempo libre?
A seguir explorando como por ejemplo en Retiros de Silencio y Meditación. A compartir con amigos y familia los momentos cotidianos de la vida. Me gustan también las actividades culturales y artísticas. Vivir en el centro de Madrid también permite esto.
¿Si no te dedicaras al crecimiento personal, que te gustaría hacer?
Bueno esta pregunta es como si hubiera algo distinto al crecimiento personal .Creo que todo sirve para crecer sin necesidad de ponerle la etiqueta. Pero si no fuera psicoterapeuta y formadora tal vez estaría haciendo algo parecido desde otra línea, algo más artístico como la danza improvisación o, tal vez, plantando un huerto cerca del mar y con familia numerosa. Al fin y al cabo, todo sirve para crecer, ¿verdad?
¿Que dirías a las personas que no hacen lo que les gustaría hacer?
Les preguntaría: ¿qué es lo que te impide hacerlo?, ¿qué pierdes si lo haces?, ¿qué ganas si no lo haces?...y, si pudieras ser completamente libre ¿qué es eso que de verdad harías?
¿Qué harías si tuvieras todas las áreas de tu vida cubiertas?
Seguir caminando…
¿Cuál es la clave para ser feliz?
Encontrar la felicidad dentro. No condicionarla a que tenga que pasar algo en particular para empezar a serlo, si no serlo ya, ser tú mismo ya, ser feliz aquí y ahora, en este presente, en esta situación, en esta experiencia que toca ahora.
¿Qué se necesita para ser feliz?
Como decíamos antes aprender a ser más sencillos. Y esto no es precisamente ser más simples o ver la película de color de rosa. Todo lo contrario, se trata de ser más de verdad uno mismo despejando todo lo que nos hemos creído y creado.
Muchas gracias por dedicarnos una parte de tu valioso tiempo Marta