¿Poder o Liderazgo?


El hombre, en última instancia, se determina a sí mismo. Acaba siendo lo que hace de sí mismo. En los campos de concentración fuimos testigos de cómo algunos de nuestros compañeros se portaron como cerdos, otros como santos. El hombre lleva en sí ambas potencialidades, cuál de las dos actualice depende de sus decisiones, no de las condiciones en que se encuentre. Viktor Frankl, fragmento del libro “el hombre en busca de sentido”.
El liderazgo tiene que ver con la autoridad y no con el poder. El poder es coacción, es forzar a alguien a que haga tu voluntad debido a tu posición y fuerza. La autoridad es el arte de conseguir que la gente haga voluntariamente lo que quieres debido a tu influencia personal, a tu forma de pensar, sentir y vivir. El poder desgasta las relaciones, la autorizad las refuerza. Un líder es alguien que identifica y satisface las necesidades de su gente y aparta todo obstáculo para que puedan servir al cliente. Un líder que no se pone en posición de servir a los demás, no llega a ser un líder. El líder debería animar y empujar a su gente a dar lo mejor de sí misma, es decir, a que se realicen personalmente, que lleguen a ser lo mejor que pueden llegar a ser.
El liderazgo es, según lo define James C. Hunter, el arte de influir sobre la gente para que trabaje con entusiasmo en la consecución de objetivos en pro del bien común. La clave del liderazgo es llevar a cabo los objetivos fomentando las relaciones humanas. Los grandes líderes de verdad poseen el arte de construir relaciones que funcionan.
El verdadero liderazgo es difícil, requiere mucho esfuerzo. De poco valen las buenas intenciones si no están seguidas de buenas acciones. Y, sobre todo, solo cuando nuestras acciones son consecuentes con nuestras intenciones, nos convertimos en gente coherente y auténtica. Alguien dijo una vez que le había llevado muchos años aprender que no son las cosas materiales de la vida las que le hacen a uno feliz. Y si no, mira a tu alrededor. Los mayores placeres de la vida son absolutamente gratis; el amor, los hijos, los amaneceres, las estrellas, la salud, los sentidos; vista, olfato, gusto, tacto, oído, la capacidad de elegir, la propia vida en si misma.
Aferrarnos a paradigmas obsoletos puede paralizarnos mientras el mundo avanza. Es importante reconsiderar nuestros paradigmas respecto a nosotros mismos, al mundo que nos rodea, a nuestras empresas y a otra gente. No vemos el mundo tal como es sino tal como somos. El mundo cambia a tal velocidad que si no revisamos nuestras creencias, nuestros paradigmas, nos estamos arriesgando, en el mejor de los casos, a quedarnos paralizados. El cambio nos obliga a salir de nuestra comodidad, a hacer las cosas de un modo diferente y eso es duro porque nos replantea nuestra posición y salir de la rutina.
8 Reglas básicas para liderar y liderarte:
1. Vive atento a los juicios precipitados. Muchas veces sucede que las cosas no son cómo parecen.
2. Escucha activamente y en presencia plena.
3. Habla siempre y cuando sientas que puedes contribuir en algo.
4. Trata a los demás como te gustaría ser tratado.
5. Respeta la dignidad del individuo, es decir, se capaz de amar.
6. Reúnete con un propósito.
7. Gestiona las cosas y lidera a la gente.
8. Recoge lo que siembras y sigue sembrando.
Estas reglas de oro son comportamientos y el comportamiento se elige. ¿Cuántas de estas reglas practicas en tu vida diaria?
Si queremos apuntarnos a la era del cambio la primera y básica regla a tener en cuenta es: No podemos cambiar a nadie, la única persona a la que puedes cambiar es a ti mismo. ¿Estás dispuesto a empezar con el cambio?.

¿Qué es la confianza?


Piensa en una persona que te inspira confianza. ¿Qué es lo que se da en esa relación para que confíes? Si tuvieras que definir qué es para ti la confianza tal vez bastaría con hacer una lista de las cualidades de esa persona en quien has pensado. Si reduces la lista a 3-5 cualidades esenciales, ahí tienes tu definición de confianza.
La confianza está de moda. En estos tiempos de incertidumbre es cuando más se necesita creer y fiarse de aquellos con los que nos relacionamos y que nos representan. La confianza requiere de tiempo para construir y, sin embargo, desaparece en cuestión de segundos. Es un resultado que se da o no en función de los actos y los hechos basados en experiencias que pasan por el filtro de “lo esperado”.
¿Podría la confianza darse antes de evidenciar esos resultados esperados? ¿Qué es lo que genera confianza? ¿Has sentido alguna vez que, sin conocer muy bien a alguien, esta persona te inspiraba confianza? Tal vez esto surgió porque no te sentías amenazado o inseguro y así se pudo reducir el miedo.
Existen infinidad de miedos, por lo que conviene concretarlos. La pregunta es: ¿Cuál es el miedo que bloquea tu confianza? Miedo al cambio, miedo a que no te reconozcan, miedo a entregarte, miedo a perder tus sueños…El antídoto del miedo es la confianza. Para ser generador de confianza es fundamental haber pasado por la experiencia de confiar en uno mismo. Para ello, se requiere mucha sinceridad y descubrir todos los autoengaños que han estado saboteando la confianza. Según Epicuro, uno de los pilares de una buena vida es el diálogo basado en la palabra profunda y verdadera para que todo tenga sentido y contenido. La dificultad de tener un diálogo sincero radica en 3 causas principales:
1.- Falta de entrenamiento en mirar dentro y hablarnos con transparencia
2.- Poca dedicación a la reflexión
3.- Evaluarnos en función de la opinión que los demás tienen sobre nosotros
Tenemos un sin fin de conversaciones pendientes con nosotros mismos y con los demás. Se posponen por falta de tiempo u otras justificaciones y así activamos el piloto automático que se aleja del darnos cuenta del significado que hay detrás de cada experiencia vivida.
El diálogo más difícil es el que debemos mantener con nosotros mismos. Epicuro
Ese diálogo interior no tiene nada que ver con el constante ruido que hay en nuestra mente, muchas veces generado de forma inconsciente. En esos momentos es bueno pararse, respirar profundo, centrarse y conectar con lo que sentimos. Así recuperaremos la sinceridad de la palabra que surge del corazón.
Nunca podrás escapar de tu corazón. Así es mejor escuchar lo que tiene que decirte. Paulo Coelho
Ser sinceros con nosotros mismos implica escucharnos. Necesitamos un diálogo que nos permita poner al crítico interior "en su sitio", que deje de reprimirnos y de obstaculizar nuestro camino. Para ello debemos escuchar la voz de nuestro corazón y atrevernos a seguirla. Es una liberación, ya que uno deja de intentar ser otra persona. El cambio empieza en cada uno de nosotros y se basa en ser sinceros con lo que queremos.
Debemos ser el cambio que queremos ver en el mundo. Gandhi
Por tanto, ¿cuál es el primer paso para generar confianza?
Tener un diálogo sincero con uno mismo y con los demás.
Estos son 6 pasos para tener un diálogo sincero:
1.- Suspende el juicio de tus pensamientos
2.- Practica la atención desde el silencio
3.- Escucha con presencia. No tanto qué se dice sino cómo se dice
4.- Explora lo esencial más que los pequeños detalles
5.- Valida toda opinión porque añade valor
6.- Reflexiona sobre la experiencia vivida con aceptación y apertura
Dentro de nosotros está todo. La alegría y la tristeza. La confianza y el miedo. La luz y la sombra. Abrir nuevos senderos de pensamiento, emoción y acción depende solo de ti. Ten iniciativa para llevar a la acción aquello en lo que confías porque detrás de la confianza está la libertad de ser tú mismo en interacción con otros sí mismos que también han descubierto su libertad.

Entrevista de Desarrollo Humano a Marta Pato

Marta Pato. Una mujer renovadora
¿Cómo se define Marta Pato?
Una persona en proceso de transformación con la mirada enfocada a reencontrarse a sí misma en cada experiencia, en cada relación de la vida. Una viajera de la vida; atenta, despierta y consciente.
¿Cómo defines tu trabajo?
Es un espacio abierto a la expansión de la consciencia. Un recorrido para disolver el programa heredado y aprendido que nos condiciona y desvelar las cualidades más profundas que ya somos. De este modo, el día a día se vive con más libertad, sentido y plenitud. Es un proceso basado en atender a la persona desde un aspecto integral: físico, mental, emocional y desde la conciencia de ser (lo supra-racional).
¿Cuánto tiempo has trabajado en el mundo de la empresa y que te hace abandonarla?
Durante más de 14 años estuve trabajando en grandes multinacionales del sector de la Energía. Acabé especializándome en Gestión de Cambio. En aquel entonces, el cambio era más automático y reactivo que consciente y proactivo. Así pues, decidí que era tiempo de contemplar aspectos más holísticos y humanos. Ahora, que todo está en profunda revolución, regreso de nuevo también a la empresa formando a sus líderes para aportar un poco más de consciencia.
¿Cuando decidiste introducirte en el crecimiento personal?
Pues creo que más que una elección fue algo con lo que ya vine de serie. Mi familia me decía que desde que era muy pequeña la curiosidad y el gusto por la comunicación eran significativos. En la infancia ya me interesaba explorar el sentido al misterio. Más adelante, con unos 14 años leía a Maestros de Oriente y con 16 realicé el Método Silva. En aquel entonces apenas había oferta en España. No era fácil acceder a lo que se hacía fuera de nuestras fronteras con todo ese movimiento europeo y californiano. Más tarde, ya fueron llegando las tomas de decisión. Elegí estudiar Psicología aunque funcionaba más la orientación cognitivo-conductual que a mí me sabía a poco. Así pues, seguí explorando. Recuerdo que hacía Chi-Kung y Meditación en una época en la que si lo nombrabas te miraban raro. Más adelante fui integrando: Inteligencia Emocional, Terapia Transpersonal y Humanista, Hipnoterapia Ericksoniana, PNL, Coaching, Intervención Terapéutica en procesos de pérdida y duelo. Y, lo más importante, las experiencias y la madurez que te aportan la vida misma.
¿Cuál fue el detonante que te llevo a este mundo?
Este mundo es mi mundo desde hace muchos años. Sin embargo, sí es verdad que hubo un detonante que marcó un antes y un después. Este detonante fue la muerte de mi hermana. Cuando muere un ser querido, el auténtico sentido de la vida se revela más claramente. Durante años sentía una profunda insatisfacción por no terminar de completar algo que ya sentía dentro durante toda la vida. Nos vamos acomodando al bienestar económico y aún así no es suficiente, porque en definitiva la felicidad está dentro y no fuera. Cuando mi hermana murió, comencé a plantearme más profundamente qué quería hacer realmente con mi vida. Encontré el valor para comprometerme con mi libertad y di el salto. Luego la vida misma se va encargando de ir colocando a las personas, los libros, los procesos y los viajes que te ayudan y te guían en esta nueva aventura de transformar tu vida.
¿Cómo definirías tú el Desarrollo Personal?
El desarrollo personal es vivir la vida con sentido, de un modo consciente. Dándonos cuenta de que encontrarnos a nosotros mismos como secreto de la felicidad es más sencillo de lo que parece, sin embargo, nos empeñamos en seguir haciéndolo complicado porque lo difícil no es ser feliz sino ser sencillos.
El desarrollo personal se da cada día. Dándonos a los demás es como crecemos. En cada encuentro de verdad con un amigo donde uno habla de sus cosas y descubrimientos, en el trabajo defendiendo un proyecto en el que uno cree, con la pareja compartiendo el amor que uno es, en familia reconciliando hoy las dificultades no entendidas del ayer.
¿Qué aporta el desarrollo personal al ser humano?
Aporta vivir la vida más plenamente. Desde ahí a establecer relaciones conscientes primero y sanas después porque uno ha visto y comprendido su propia proyección en el otro. Comprender las relaciones nos ayuda a comprendernos más y mejor a nosotros mismos y por tanto a relacionarnos con los demás de otra manera.
¿Qué aporta a la empresa?
A través del Liderazgo Humanista la empresa empieza a despertar y darse cuenta que no se trata de desarrollar un ego para ser el mejor, causa de muchos conflictos y sufrimientos, sino desarrollar lo mejor que hay en cada uno y desde ahí compartirlo en un proyecto común.
¿Qué aporta a la sociedad en general?
Evolución y Conciencia Colectiva. Creo que estamos en un tiempo de un gran despertar colectivo. Estamos pasando del término formulado por Carl Jung de inconsciente colectivo a Conciencia Colectiva. Hace poco ví un vídeo que me gustó mucho y explica de un modo gráfico la transformación social que estamos viviendo. Hace referencia a la Civilización Empática. Creo que responde muy bien a tu pregunta. Este es el link para que tú y los lectores echéis un vistazo. http://www.youtube.com/watch?v=ETLqtJzKa2o
Te dedicas a la terapia personal y a la formación, ¿qué tipo de terapia haces?
Acompaño como psicoterapeuta en encuentros individuales basándome en la vivencia, el darse cuenta y la comprensión. Comprender es el principio de la apertura a ponernos de manifiesto en lo concreto y cotidiano desde lo que realmente somos.
También facilito formación grupal en grupos abiertos con dos tipos de formatos. Uno como proceso de 9 meses llamado Una Nueva Mirada que comienza en Octubre con el curso escolar. Bien podría ser aquella asignatura que no nos enseñaron en la escuela. Aquí activamos encuentros presenciales cada quince días con prácticas de Psicología Occidental y Contemplación Meditativa. Además, semana a semana llevamos a lo concreto estas prácticas en la vida misma. Todas las semanas tenemos un encuentro a distancia donde compartir con seguimiento personalizado. El otro formato son Talleres Monográficos de 8 horas que abarcan desde Técnicas de Meditación, Comunicación y Relaciones, Pérdidas como Oportunidad, hasta Prácticas de Despertar para salir del laberinto al que hemos llamado realidad.
En el ámbito empresarial doy Formación en Comunicación, Liderazgo, Habilidades Directivas y Gestión de Cambio.
Escribo artículos y doy conferencias relativos al desarrollo personal.
¿Qué diferencia hay entre la terapia que tú desarrollas y la tradicional?
Bien, como comentábamos antes es más integrativa. La psicoterapia tradicional o más bien académica se ha quedado en un nivel más mental. En mi trabajo se integra el cuerpo mental, el cuerpo físico, el cuerpo emocional y el cuerpo esencial por llamarlo así, es decir, la esencia de ser lo que somos.
¿Qué te dice el nombre de renovar tu vida?
Transformación sostenida hacia lo que uno es y desde ahí vivir la vida.
¿Crees que el mundo necesita despertar? ¿a qué?
Sí, necesitamos despertar al sueño y la ilusión en el que nos hemos ido metiendo para sobrevivir al programa que nos rodea. Es como cuando soñamos y nos estamos creyendo que esa es la realidad. El cerebro funciona así, no soporta vivir en lo incierto, prefiere incluso estar equivocado que permanecer en la incertidumbre y la vida nos muestra cada día más intensamente que la vida es en sí misma inesperada.
¿A quienes diriges tus cursos?
A todo aquel aventurero o aventurera que quiera emprender el gran viaje de la vida que es mirar al interior para reencontrarse y compartirse desde quien realmente es con el mundo que le rodea.
¿Cuál es el curso que quisieras hacer y que todavía no has hecho?
Más que un curso diría un viaje que también es un curso en cierto modo. Me quedé con ganas de vivir fuera de España. Hay tanto que aprender de la manera en que otras personas viven su vida. Tal vez algún día.
¿A qué dedicas tu tiempo libre?
A seguir explorando como por ejemplo en Retiros de Silencio y Meditación. A compartir con amigos y familia los momentos cotidianos de la vida. Me gustan también las actividades culturales y artísticas. Vivir en el centro de Madrid también permite esto.
¿Si no te dedicaras al crecimiento personal, que te gustaría hacer?
Bueno esta pregunta es como si hubiera algo distinto al crecimiento personal .Creo que todo sirve para crecer sin necesidad de ponerle la etiqueta. Pero si no fuera psicoterapeuta y formadora tal vez estaría haciendo algo parecido desde otra línea, algo más artístico como la danza improvisación o, tal vez, plantando un huerto cerca del mar y con familia numerosa. Al fin y al cabo, todo sirve para crecer, ¿verdad?
¿Que dirías a las personas que no hacen lo que les gustaría hacer?
Les preguntaría: ¿qué es lo que te impide hacerlo?, ¿qué pierdes si lo haces?, ¿qué ganas si no lo haces?...y, si pudieras ser completamente libre ¿qué es eso que de verdad harías?
¿Qué harías si tuvieras todas las áreas de tu vida cubiertas?
Seguir caminando…
¿Cuál es la clave para ser feliz?
Encontrar la felicidad dentro. No condicionarla a que tenga que pasar algo en particular para empezar a serlo, si no serlo ya, ser tú mismo ya, ser feliz aquí y ahora, en este presente, en esta situación, en esta experiencia que toca ahora.
¿Qué se necesita para ser feliz?
Como decíamos antes aprender a ser más sencillos. Y esto no es precisamente ser más simples o ver la película de color de rosa. Todo lo contrario, se trata de ser más de verdad uno mismo despejando todo lo que nos hemos creído y creado.
Muchas gracias por dedicarnos una parte de tu valioso tiempo Marta


Una Nueva Mirada


El cerebro no puede dejar de interpretar, prefiere equivocarse a vivir en la incertidumbre. Los pensamientos oscilan entre las experiencias del pasado y las expectativas de futuro condicionados por un programa heredado y aprendido. La tendencia es repetir las alegrías, evitar las tristezas y fantasear con un futuro mejor ejecutando en automático los patrones y personajes que nos hemos ido creando. Como el cerebro no distingue entre lo que sucede realmente y lo que interpreta, podemos preguntarnos: ¿es aquello que interpretamos real?
En los primeros 20 segundos, ya tenemos una idea de quién tenemos enfrente nada más conocerle. Así de rápido funcionan las etiquetas y los juicios desde los que nos relacionamos con los demás. Activamos un mecanismo de ataque, defensa y huída que es el origen de todos los conflictos.
Una Nueva Mirada trata de descubrir qué me aleja y qué añado a la realidad. Consiste en ir despejando las interferencias, creencias e ideas preconcebidas sobre mí mismo y sobre los demás.
¿Qué es lo que me aleja de ver las cosas tal cual son? ¿Qué estoy añadiendo?
¿Estoy dispuesto a ver la realidad?
Una Nueva Mirada propone 3 focos de atención:
1º.- Querer mirar dentro
2º.- Comprender las relaciones
3º.- Aceptar la incertidumbre de la vida
Querer mirar dentro es detenernos a observar y activar un estado de atención desde el que me voy dando cuenta y me voy descubriendo. Es asumir la responsabilidad de disolver el programa automático en el que vivo con protestas, quejas y evasiones. Este es el principio de la libertad y la felicidad que no tiene causa aparente en el exterior.
Lo que más me irrita y más admiro de ti, habla de mí
Comprender las relaciones con las personas que interactúo es fundamental para integrar la experiencia de mi auto-conocimiento en lo concreto. Sanando la proyección que hacemos en los demás, resolvemos la reactividad automática y nos acercamos a la proactividad consciente, es decir, alcanzamos la libertad de ponernos de manifiesto en la vida desde lo que somos realmente. Comprendiendo a otros me comprendo a mí. Dándome a otros es como crezco.
Nuestra actitud y toma de decisiones nos libera de los condicionamientos que vivimos
Aceptar la incertidumbre de la vida llena de situaciones, unas de placer, otras de dolor, unas de éxitos, otras fracasos, unas de ganancias, otras de pérdidas. En definitiva, experiencias de las que aprender. ¿Quién no ha sentido esto? La vida es un continuo cambio. La aceptación se alcanza al darnos cuenta del devenir de la vida. Esto nos lleva al presente, a vivir este momento aquí y ahora. Aceptar es estar abierto a lo que acontece y no por ello dejamos de marcarnos metas y objetivos. Aceptar es seguir caminando.
La vida es aquello que sucede mientras esperamos que ocurran otras cosas
Como decía un maestro, “el ruido es ruido”. Lo que pongamos alrededor de él; molestia, malestar, agitación, es el motivo de nuestro sufrimiento que es nuestra propia interpretación y cómo nos relacionemos con él. Así funciona nuestra mente, deseando el placer, evitando el dolor. Nuestra mente está en reacción y la reacción es el apego tanto a las situaciones de dolor como de placer. No significa esto que consigamos estar en equilibrio aceptando lo incierto de la noche a la mañana. Requiere irlo entrenando, irlo poniendo en práctica. Tener presente el equilibrio no significa que lleguemos a ser del todo equilibrados, podríamos apegarnos al estado equilibrado, sin embargo sí facilita los insights, es decir, la toma de consciencia y el darnos cuenta.
Una Nueva Mirada es un entrenamiento de 9 meses que se activa semana a semana en 2 encuentros quincenales presenciales al mes y semanalmente en la vida cotidiana con seguimiento personalizado on line. Combinaremos dinámicas prácticas y vivenciales de psicoterapia occidental con prácticas de contemplación meditativa.

Tiempo para Tomar Decisiones


“¿Importa para nuestras vidas saber cómo funciona el cerebro? Creo que importa, y mucho, tanto más si aparte de conocer lo que actualmente somos, nos preocupamos por aquello que podemos llegar a ser”. Antonio Damasio. Y el cerebro creó al hombre.
En verano nuestras neuronas se ponen a tomar el sol. Estas células exultantes de creatividad están dispuestas a movilizar pasos hacia el otoño-invierno. Los nuevos propósitos toman más fuerza; apuntarse al gimnasio, ese curso de inglés, dedicar más tiempo a la familia y amigos…Las buenas intenciones llegan a materializarse cuando definimos un plan concreto de acciones realistas.
En vacaciones estivales nos resulta más fácil conectar con aquello que podemos llegar a ser. Disueltas las obligaciones cotidianas, se abren infinitas posibilidades. Expandimos nuevos espacios en la mente y en el corazón.
¿Dónde quedan todos los buenos propósitos que nos marcamos en verano? ¿Sería de utilidad trazar un puente entre los objetivos ideados durante las vacaciones y la rutina diaria a la que sucumbimos nada más volver “al cole”?
Hablamos de un puente llamado Toma de Decisión, cuyos materiales lo forman las Acciones Cotidianas y las herramientas que ayudan a construirlo son el Lápiz y el Papel.
El verano es buen tiempo para disponernos a crear el hábito de generar puentes. Sistematizar objetivos realistas y concretos con voluntad y constancia. Somos un cimiento sólido que crea conciencia despierta para la acción de cada día.
No es tiempo para perder el tiempo. Si con el verano volvieras a nacer, si empezaras de nuevo, ¿qué decidirías vivir? Para vivir cosas diferentes hemos de actuar de un modo diferente.
Mónica había pasado los cuarenta. Era ya tiempo para no perder el tiempo. Tocaba decidir si quería comprometerse en el amor, tener un hijo y definir su proyecto profesional. Durante las horas de luz del verano trazó un plan. En otras ocasiones había fantaseado en su mente con ese plan y sin embargo aparecían barreras, unas veces inconscientes, otras conscientes. Escribió y se preguntó:
¿Qué es lo que quiero vivir con esta relación?, ¿qué es lo que quiero vivir en mi trabajo?, ¿quiero tomar la responsabilidad de vivir mi vida plenamente?, ¿quiero comprometerme a ser feliz?
En un acto de sinceridad con ella misma, Mónica respondió a estas preguntas. Se sorprendió de las palabras escritas. Sintió la necesidad de empezar a tomar decisiones y se puso a trazar puentes garabateando en ese mantel de papel en aquella tranquila cafetería. Puso en contacto a su yo posiblidad; el que marca los grandes planes de la mente que amplían el corazón, y a su yo concreto; el que desde lo analítico y práctico materializa las posibilidades.
Mónica definió tres pequeñas acciones concretas y realistas para cada una de las preguntas que tan sinceramente se formuló. Aquel mismo día comenzó a aplicar lo concretado. Empezó a vivirlo ya Se sintió en coherencia con el plan. Desde ese momento, notó que su vida empezaba a girar hacia donde ella misma quería. Se sintió completa y feliz. Día a día, paso a paso. Así transcurrió aquel verano y la vuelta de vacaciones. Era el tiempo para que Mónica tomara decisiones. Era el tiempo para comenzar a ser proactiva.
La proactividad significa que, como seres humanos, somos responsables de nuestras vidas. Nuestra conducta es una función de nuestras decisiones, no de nuestras condiciones. Podemos subordinar los sentimientos a los valores. Tenemos la iniciativa y la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan. Stephen R.Covey., Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. El 8º hábito.
Cuando trascendemos la reactividad emocional comenzamos a ser proactivos. Es entonces cuando se empieza a tomar la responsabilidad de la propia vida. Es entonces cuando se vive desde el compromiso.
Las acciones pequeñas y concretas del hoy son las grandes decisiones hechas realidad del mañana. ¿Qué tres acciones concretas podrías ofrecerte para comenzar la vuelta a tu vida cotidiana?
*Artículo publicado en la revista Verdemente Septiembre 2011


3 Pasos para Renovar Tu Vida: I


En primavera es tiempo de renovar tu vida. El aumento de luz solar incide en nuestro cuerpo físico, cuerpo emocional y cuerpo mental. La primavera es considerada como la estación verde o estación de la alegría; en la que es propicio impulsar nuevos proyectos y talentos naturales para hacer brotar las infinitas posibilidades que se abren ante nuestra vida.
¿Te has planteado alguna vez qué realidad quieres en tu vida?
¿Quién quieres llegar a ser?
¿Qué quieres llegar a sentir?
¿Qué quieres llegar a hacer con tu vida?
Hoy en día los cambios son constantes; tanto en la vida personal como en la profesional. Estamos sujetos a una gran cantidad de juicios, interpretaciones y patrones que limitan lo que somos en el mundo que vivimos. Nos movemos del pasado al futuro; de las memorias de dolor y placer a la anticipación de nuestros miedos e ilusiones por una vida mejor.
Te proponemos renovar tu vida en 3 pasos:
1º.- Disolver
2º.- Conectar
3º.- Vivir desde el Yo Auténtico
A lo largo de los meses de Mayo, Junio y Julio practicaremos una serie de ejercicios para disolver la cadena de condicionantes y desvelar cualidades más profundas acordes a tus necesidades actuales.
Este mes de Mayo te proponemos el 1er paso: Disolver. Abre un espacio en tu mente.
• Identifica una situación de tu vida actual que te impida sentirte bien.
• Pregúntate internamente ¿qué podría hacer por mí mism@ para desprenderme de...(nombra en los puntos supensivos de qué se trata exactamente)?
• Escribe tu pregunta en un papel cuando hayas concretado de qué se trata.
• Bien, ahora cierra tus ojos. El cerrar tus ojos te ayudará a soltar el control de la mente pensante y a dirigir la atención a tus sensaciones más profundas.
• Enfoca ahora la atención a tu respiración. Comienza a respirar natural y profundamente; dándote cuenta simplemente de la entrada y salida del aire por la nariz. Dirige tu atención a la punta de la nariz. No hay nada que hacer en particular, tan solo siente la sensación de cada respiración una y otra vez.
• Ve percibiendo tus sensaciones corporales y ajusta tu postura para estar más cómodo. A partir de aquí, permanece en quietud, atravesando sensaciones que puedan aparecer.
• Bien, ahora haz pasar esa pregunta que escribiste en el papel por tu mente. No tratamos de dar respuesta a esta pregunta, tan solo la formulamos internamente mientras observamos el fluir de la respiración y las sensaciones corporales.
• Repite una y otra vez la pregunta mientras tu mente receptiva se va abriendo. Respira, observa y siente esa sensación.
• Bien, escucha ahora qué siente tu cuerpo mientras va dando forma a las sensaciones que aparecen. Acepta las imágenes que surjan sin entrar en valorar ni en juzgar, ya lo valorarás más tarde. Disfruta de tu mente y de su funcionamiento simplemente.
• Cuando sientas que has llegado a un buen punto, disponte a describir la vivencia; busca una palabra, una frase, una imagen que se ajuste a tu sensación sentida ahora, como si se lo estuvieras describiendo a tu mejor amig@. Sí, sí, se trata de eso…, es justo eso…, es como si…, algo como… Completa por ti mism@ estos puntos suspensivos.
• Ahora abre tus ojos y responde a la pregunta que formulaste al principio.
Todos los días tenemos la oportunidad de sentirnos bien, sentirnos bien no es una meta ni un resultado en particular, sino el camino mismo. Se necesitan nuevos ojos para mirar hacia lo nuevo porque con los ojos de siempre, veremos lo mismo de siempre.
Abre un espacio en tu mente durante el mes de Mayo. Cada día registra las veces que te das cuenta que estás actuando desde tu juez interno; etiquetando esto y aquello, valorando actitudes y circunstancias propias y ajenas en tu entorno relacional: pareja, familia, amigos, trabajo, etc. Para 10 minutos para realizar este ejercicio.
En este blog http://renovartuvida.blogspot.com publicamos el artículo mensual y os invitamos a escribir vuestras preguntas, comentarios, experiencias y descubrimientos mes a mes. Te proponemos participar activamente para enriquecer este espacio.
*Artículo publicado en el mes de mayo 2011 en la revista Verdemente

3 pasos para Renovar tu Vida: II

Continuamos con la propuesta de renovar tu vida en 3 pasos:

1º.- Disolver
2º.- Conectar
3º.- Vivir desde el Yo Auténtico
El pasado mes de Mayo entrenamos el 1er paso: Disolver. La disolución de la cadena de condicionantes que limita la verdadera expresión de lo que somos abre un espacio en nuestra mente hacia nuevas posibilidades. Este mes de Junio vamos a trabajar el 2º paso: Conectar
¿Conectar con qué?
Durante este mes y siguiendo la práctica diaria del ejercicio que te propongo a continuación vamos a conectar con 3 fuerzas:
La fuerza de la vida a través de la respiración
La fuerza del amor a través del centro de tu pecho
La fuerza de la inteligencia a través de tu cabeza
A continuación lee en voz alta este ejercicio al mismo tiempo que lo grabas. Una vez que lo hayas grabado, ve a un lugar tranquilo y escucha tu propia grabación.
Cierra tus ojos. Realiza ahora unas cuantas respiraciones por la nariz, 3 ó 4. Al exhalar el aire siente como tu cuerpo queda en total comodidad. Deja que la respiración salga completamente libre, siente el gusto de respirar libremente. Sigue el movimiento natural de la respiración espontánea, siente el estado de bienestar que produce este acto natural. Un movimiento que hace fluir el vientre o el pecho. Pasa del movimiento a la fuerza natural que funciona sola, una fuerza que es agradable y hace que el vientre y el pecho suba y baje. Enfoca la atención a esa fuerza que origina el movimiento y siente como esta fuerza viene de la parte de atrás. Esta fuerza que hace subir y bajar el vientre o el pecho es la fuerza de la vida. La fuerza de la vida, de toda la vida que respira en ti. Esa fuerza es como una ola de un océano de vida. Es la fuerza de la vida que respira en ti. Esa fuerza que viene de atrás tiene un campo muy grande de donde viene. El movimiento de mi respiración es como una ola de esa fuerza, de ese océano. Todo el poder de la vida está en tu movimiento de tu respiración como todo el poder del océano está en cada ola.
Enfoca ahora tu atención a la zona del centro de tu pecho. Visualiza a alguien a quien quieres en particular delante de ti y siente la expresión de tu amor, de tu cariño, de tu alegría. Siente la experesión del amor que eres. Ese amor que sientes viene de un fondo que está detrás de lo que sientes. Un fondo que es como un sol luminoso y profundo. El amor que sientes son los rayos de este sol. Sitúate ahora en este sol dejando a un lado a toda persona, imagen o idea. Siente ese sol que es amor profundo y felicidad. Es algo que está ahí, algo que ya es. Solamente siente, mira el sentir, saborea ese sentir. De este sol es de donde surge toda posibilidad de amor, de felicidad, de alegría, de plenitud. Un amor que está ahí siempre. Eso que sientes, eso que estas vivenciando ahora, es lo que eres. Cuanto más te centras en conectar con ese sol, tanto más conectas.
Pasa ahora a tu mente. Ve una luz de un color azul eléctrico e intenso de donde viene toda la capacidad de comprender, aceptar y asimilar. Es pura claridad. No tiene forma pero es de donde surgen todas las formas. Sin ideas ni conceptos, es pura luz del entendimiento, es pura luz de la inteligencia. Mantente atento en este nivel de la luz todo puedes comprenderlo con más facilidad. Del mismo modo que viviendo desde el fondo del centro del pecho es bienestar, amor y alegría. Nada ni nadie te puede dar ni quitar eso que ya eres.
La fuerza de la vida a través de la respiración. La fuerza del amor a través del centro de tu pecho. La fuerza de la inteligencia a través de la cabeza. Ahora permanece unos minutos en siliencio simplemente presente, aquí y ahora, en la simple conciencia de ser. Conciencia de ser aquí y ahora que surge de un silencio inmenso e infinito que te rodea por todas partes.
Ahora recupera tu conciencia exterior. Mueve tus manos, tus pies y mantén la conciencia de esto que eres. Procura mantener la conciencia de eso que eres. Procura que puedas moverte, hablar, escuchar, reír, vivir desde ahí, manteniendo esta conciencia en lo cotidiano. Que toda tu vida sea la expresión de ese fondo que eres. Este entrenamiento sirve para llevar esta vivencia a lo cotidiano, esto es lo verdaderamente importante. Que el ver, surja de eso. Que el hablar, surja de eso. Que el escuchar, surja de eso. Que el moverte, surja de ese fondo. Un fondo que se manifiesta en presencia activa a través de ti y de tu vida.
*Ejercicio inspirado en una meditación guiada de Antonio Blay y publicado en la revista Verdemente en Junio 2011

3 pasos para Renovar tu Vida: III


Este mes llegamos al 3er paso para renovar tu vida:
Vivir desde el Yo Auténtico

Durante estos 3 meses hemos estado investigando en esta pregunta:
¿Te has planteado alguna vez qué realidad quieres en tu vida?
Hemos trabajado “el Disolver” y “el Conectar” y llega el momento de pasar a la ACCIÓN:
  • Practica tus cualidades y habilidades
  • Materializa tu propósito vital
  • Practica tus cualidades y habilidades
Pon en práctica las cualidades y nuevas habilidades que han surgido durante estos meses de trabajo. Por ejemplo, si has descubierto la generosidad, practícala en la acción, en pequeños actos cotidianos; hablando con un amigo, un vecino, un compañero de trabajo. Haz que tus cualidades y habilidades sean tu experiencia en lo cotidiano. Sigue potenciándolas una y otra vez. Van apareciendo “las joyitas” en la acción, como decía Picasso la inspiración llega trabajando.
Materializa tu propósito vital. Pon en acción tu propósito vital en el día a día, ahora, en este momento, en este lugar.
Si todavía no has averiguado cuál es el sentido de tu vida, investiga en: ¿Quién quiero ser aquí y ahora? sin crear la fantasía de que el mañana será mejor. Para seguir profundizando en tu investigación, puedes plantearte estas preguntas:
• ¿Quién te gustaría llegar a ser?
• ¿Qué es lo que más te gustaría llegar a sentir?
• ¿Qué es lo que más te gustaría llegar a hacer?
• ¿Qué podrías aportar al mundo en el que vives?
Contéstate a estas preguntas sin límites. Puedes hacer una lista de respuestas a estas preguntas cada día, durante una semana y el último día recoge las constantes comunes que hay en tu lista. A partir de ahí, empieza a vivirlo ya. Dicen que el pensamiento está hecho de materia sutil, que como materia que es se puede moldear en función de aquello que queramos vivir.
Ahora que te conoces un poquito mejor, puedes poner de manifiesto en lo tangible y en tu vida la realización de tu mejor obra de arte. Por fin puedes despertar las cualidades y potencialidades que como un gran tesoro se encuentran ya dentro de ti y así se ponen de manifiesto en tu vida cotidiana.
A partir de aquí: Confía en la vida
  • Descifra las señales de la vida
La vida conspira a favor y te ofrece muchas señales cuando estás despierto, limpio y atento. Has hecho el trabajo que tocaba y es mirar dentro para limpiar tu mirada. Hay señales en todas partes, donde quiera que vayas y mires: viendo una película, tomando un café con un amigo, bajando en el ascensor con tu vecino por la mañana, etc.
  • Suelta los esfuerzos y haz lo que toca en cada momento disfrutando del simple gozo de hacerlo
Hasta ahora nos han enseñado que conseguir esto y aquello se debe a nuestros esfuerzos. Este es un viejo paradigma basado en el conseguir más que en el ser. Soltar los esfuerzos no significa que no nos marquemos objetivos. Soltar esfuerzos consiste en enfocarse no solo en la meta sino en cada parte del camino que vamos recorriendo. Lo realmente importante está en la labor del día a día. Lo que importa es cómo me siento hoy y ahora mientras hago lo que siento que tengo que hacer más que la meta en sí misma.
  • Da la bienvenida a todas las experiencias de la vida.
A todas, las buenas y las menos buenas. Todas, todas,….las que nos gustan y las que menos nos gustan también, esas también. Todas las experiencias son regalos que la vida tiene para ti para que aprendas y te desarrolles.
Y, ¿para qué hemos entrenado estos 3 pasos para renovar tu vida?
Para disfrutar de una vida mejor, sentirnos más satisfechos con nosotros mismos y nuestro entorno relacional. Para, en definitiva, ser más felices. Dicen que es sencillo eso de ser feliz y que lo díficil es ser sencillo. Por tanto tal vez la clave está en aprender a ser más sencillos.
*Artículo publicado en la revista Verdemente mes de Julio 2011

Ciclo: Primavera. Formación Renovar tu Vida.


Conferencia temática- presentación formación Renovar Tu Vida

Temática: El despertar de la primavera. Morir a lo viejo, nacer a lo nuevo